Otros Deportes

Nalbandian, la esperanza de Latinoamérica

Recuperado de una operación de cadera y con ganas de recobrar el tiempo perdido, el argentino David Nalbandian es la máxima esperanza del tenis latinoamericano en el Abierto de Estados Unidos, que comienza hoy en las canchas de cemento de Flushing Meadows, en Nueva York.

Nalbandian, cabeza de serie número 31, lidera un contingente de 15 raquetas latinoamericanas en este torneo, entre las que destacan también su compatriota Juan Mónaco (N.30), el chileno Fernando González (N.27) y el brasileño Thomaz Bellucci (N.26), el mejor clasificado en el cuadro masculino.

El cordobés Nalbandian llega a este torneo en su mejor forma, tras una campaña 2010 en la que cosecha 22 triunfos y una derrota con un título.

Hace apenas dos meses, el tenista argentino estaba en el puesto 153 del ranking mundial ATP, pero desde entonces fue encontrando su juego y ahora compite en su noveno Abierto de Estados Unidos con grandes ilusiones de reeditar la hazaña de su compatriota Juan Martín del Potro, campeón del pasado año.

Del Potro no se pudo recuperar a tiempo de una operación en la muñeca derecha y perdió la oportunidad de defender su corona, ganada en buena lid en una peleada final contra el suizo Roger Federer, al que cortó entonces la racha de cinco títulos en este torneo.

Nalbandian, ex número tres del mundo cuya mejor actuación en estos eventos fue llegar a semifinales en el 2003, enfrentará en primera ronda al sudafricano Rik De Voest (#231).

Empero, su camino a una eventual final tendrá una piedra muy difícil de mover llamada Rafael Nadal, el número uno mundial que llega dispuesto a llevarse el único título de Grand Slam que le falta en su carrera.

González compite en su noveno Abierto estadounidense con ganas de pasar de los cuartos de final, la mejor ronda que ha conseguido en el 2002 y 2010.

Su camino en este torneo comienza en primera ronda ante el croata Ivan Dodig (#148), y parece estar a su alcance hasta los cuartos de final, si logra vencer al croata Marin Cilic (#11), contra el que tiene balance de 1-1.

El resto del pelotón regional se contentaría con conseguir buenas posiciones, sobre todo el argentino Mónaco, que esta vez dice estar dispuesto llegar a la cuarta ronda.

* Rafael Nadal quiere enfatizar algo cuando le recuerdan que el Abierto de Estados Unidos es el único torneo del Grand Slam que no ha domado. Y para ello la palabra obsesión ahora es de uso frecuente.

Nadal está consciente que tiene una deuda en Nueva York, donde lo más lejos que ha llegado han sido las semifinales de las últimas dos ediciones.

Con apenas 24 años, el palmarés del número uno del mundo es de lujo. Cuenta con ocho títulos en las grandes citas, cinco en Francia, dos en Wimbledon y uno en Australia. ¿Algún apremio para convertirse en el séptimo hombre con la colección completa de Slams? Pues parece que no. La actitud del español más bien suena a displicente, con toda la paciencia del mundo con miras al torneo que se pone en marcha el lunes.

  Comentarios