Entretenimiento

Ceriani ofrece su versión de incidente en La Habana

JAVIER CERIANI aparece en esta foto tomada durante su reciente viaje a La Habana. El actor declaró que fue atacado el domingo y posteriormente detenido por dos horas.
JAVIER CERIANI aparece en esta foto tomada durante su reciente viaje a La Habana. El actor declaró que fue atacado el domingo y posteriormente detenido por dos horas. Cortesía de Ceriani

A su regreso de La Habana, donde asistió al polémico concierto del cantante colombiano Juanes, el periodista de farándula y actor Javier Ceriani declaró que fue atacado el domingo y posteriormente detenido en esa capital durante dos horas.

"Esos dos monstruos [los agentes] me sacaron del concierto, me pusieron en un costado, me metieron en un motorhome que era la base de seguridad, me sacaron el pasaporte y me preguntaron qué significaba ‘libertad' '', dijo Ceriani el jueves en Miami.

Según Ceriani, la detención sucedió luego de que él levantara una pancarta que rezaba ‘‘Libertad'' cerca del escenario en la Plaza de la Revolución. Agregó que permaneció detenido en una estación policial móvil en los predios del espectáculo y que fue vigilado por agentes de la Seguridad del Estado durante el resto de su estadía hasta el miércoles por la noche.

Aclaró que las dos mujeres que lo golpearon eran parte del público. Ahora tiene dolores en la espalda y un hematoma en el rostro, precisó.

"A nivel internacional se ha reflejado que no fue un concierto de paz, porque hubo un periodista que fue reprimido por levantar un cartel'', agregó Ceriani.

Su testimonio no ha podido ser verificado por fuentes independientes. No obstante, en un artículo publicado el lunes, el diario oficial Granma, lo cataloga como "el archienemigo del concierto''.

Ceriani intentó organizar en Miami un concierto paralelo al de Juanes con talento del exilio cubano y otras estrellas del pop latino, pero el proyecto no se concretó, dijo.

El jueves anterior al concierto, Ceriani viajó a La Habana junto a su asistente con un paquete turístico de $600 adquirido en una agencia en Costa Rica. Llevó consigo equipos de grabación para documentar el "bajo mundo'' en la isla. Con eso se refiere a la prostitución, los travesti y los gays.

"Fui con espíritu de rescatar lo que yo quiero que se vea de La Habana'', explicó.

Sin embargo, su principal objetivo era "revertir este mensaje distorsionado de que en la Plaza de la Revolución se puede trabajar libremente''.

Aún cuando se mantuvo vigilado por la seguridad nacional, Ceriani pudo salir libremente del hotel Vedado, donde se hospedó.

"Esta experiencia me ha cambiado la visión de muchas cosas'', aseveró.

  Comentarios