Entretenimiento

Simplicidad y colores vivos en las pasarelas de Milán

Fotografía cedida por la firma Albino el 25 de septiembre de 2010 que muestra a una modelo luciendo un diseño de la casa Albino durante la presentación de las colecciones primavera-verano 2011 en la Semana de la Moda de Milán.
Fotografía cedida por la firma Albino el 25 de septiembre de 2010 que muestra a una modelo luciendo un diseño de la casa Albino durante la presentación de las colecciones primavera-verano 2011 en la Semana de la Moda de Milán.

Un retorno a la simplicidad, prendas sencillas para una moda desenvuelta aderezada por colores vivos, tal fue la propuesta de las pasarelas milanesas este sábado, cuarto día de desfiles de prêt-à-porter para la próxima temporada primavera-verano.

Bottega Veneta propone una colección ideal para afrontar el calor, con prendas aéreas y frescas, de telas leves. Bien anclado en el registro deportivo, Tomas Maier imagina un guardarropa centrado en el "concepto de facilidad'', con modelos a la vez informales y sofisticados que se declinan en tonos neutros (blanco, negro, beige, gris).

Los vestidos, que combinan alegremente las materias (cuero, algodón viscosa...), parecen flotar sobre el cuerpo. Las faldas largas de algodón o lino se fruncen en la cintura con un aire campesino. Las chaquetas de aire masculino y costuras vistas se combinan con shorts o pantalones arrugados. Todo es amplio y cómodo.

Simplicidad e inspiración deportiva se conjugan también en la colección de Max Mara, que concibe una silueta depurada, en la que todo lo superfluo ha desaparecido. Sus conjuntos monocromáticos pueden ser blancos, negros o azul marino, pero se deja tentar también por los colores vivos, amarillo o naranja.

La directora artística de la casa, Laura Lusuardi, utiliza materias surgidas de la innovación tecnológica, como un jersey compacto que se usa en las mangas de las chaquetas o en pantalones ajustados.

Los conjuntos de punto con shorts o de chaquetitas y faldas se ajustan al cuerpo en tonalidades a la vez sobrias y alegres.

La sensualidad es resaltada en elegantes vestidos-pantalón de generosos escotes y tajos que dejan ver los muslos.

Raf Simons para Jil Sander exalta también las formas simples y los colores fuertes, articulando toda su colección alrededor de un juego de volúmenes y de tonalidades sorprendentes. Simples camisetas sirven de base a un guardarropa en el que todo es exageradamente amplio: vestidos de rayas inmensas, faldas interminables que se enroscan en la cintura, pantalones anchos y flotantes y maxi impermea

Raf Simons para Jil Sander exalta también las formas simples y los colores fuertes, articulando toda su colección alrededor de un juego de volúmenes y de tonalidades sorprendentes. Simples camisetas sirven de base a un guardarropa en el que todo es exageradamente amplio: vestidos de rayas inmensas, faldas interminables que se enroscan en la cintura, pantalones anchos y flotantes y maxi impermeables.

Todo ello en vivos y variados colores: rosa, amarillo, naranja, rojo coral, azul eléctrico...

En cambio, la silueta se angosta en la colección Emporio, la línea deportiva de Giorgio Armani, para dar un aire de los años 40 con tacones de altura vertiginosa y faldas angostísimas que descienden hasta la espinilla y que sirven de base sobre la cual se lucen falditas como delantales, faldas anchas o sobrefaldas livianas de tul.

  Comentarios