Entretenimiento

Vincent Piazza canta para Clint Eastwood

Aunque es indiscutiblemente una de las estrellas de la nueva película de Clint Eastwood, Jersey Boys, Vincent Piazza todavía no termina de creer su suerte. Aunque el veterano realizador decidió que quienes interpretarían al legendario cuarteto The Four Seasons en la adaptación cinematográfica serían elegidos entre quienes lo hicieron en el éxito de Broadway , Piazza fue la única excepción. Incluso, pensó que se habían equivocado cuando le contrataron aun sin tener ninguna experiencia cantando o bailando.

“Cuando me dijeron que los otros tres actores habían pasado primero por el musical, pensé que conmigo habían cometido un gran error”, explica el actor en entrevista exclusiva. “Le pedí a mi agente que los llamara para explicarles que yo no sabía cantar o bailar, y que tampoco tocaba la guitarra. Nunca había hecho algo semejante. ¿Cómo iba a hacer para quedar bien junto a tres profesionales de la música? Lo único que me tranquilizaba era pensar que iba a tener nueve meses para prepararme, o a lo mejor seis. Pero no, eran 90 días, y quizás 45. Por eso estaba desesperado. Quería ser honesto. Mi agente consultó y me llamó. Me dijo que me quedara tranquilo, que estaba en muy buenas manos, que me iban a preparar. En ese momento sentí que estaba en una de esas cintas para correr, y que simplemente tenía que poner mis pies en movimiento”.

Y así fue. Como si fuera un atleta que se prepara para las Olimpíadas, el nativo de Queens de 37 años se entregó en cuerpo y alma a entrenarse como músico. “La tarea por delante era tan grande que tuve que hacer listas de las cosas que tenía que mejorar. Solamente me di un día libre por semana, y luego dediqué cuatro horas por día a cantar, dos a bailar, dos o tres a trabajar en el guion y además tuve que aprender a tocar la guitarra. Por suerte, como Jersey Boys es un musical que se representa en todo el mundo, funciona como una franquicia y tienen asombrosos profesores que me lo enseñaron todo. Además, conté con la ayuda de mis tres compañeros de reparto. Muchas veces, cuando ya nos íbamos a casa, nos poníamos a practicar coreografías en el estacionamiento, o entonábamos las canciones que al día siguiente nos iba a tocar cantar”, recuerda.

Lo que Piazza no tiene en cuenta es que fue él quien le aportó al grupo la experiencia frente a las cámaras, ya que tras una carrera en el cine independiente que incluyó películas como Rocket Science y Polish Bar, y papeles de reparto en las series The Sopranos y Rescue Me, se convirtió en uno de los rostros más reconocibles en la exitosa serie Boardwalk Empire (HBO), en la que interpreta a Lucky Luciano. Quizás por eso es el único que ha quedado del elenco original de la película, que en primera instancia iba a ser dirigida por Jon Favreau.

“Este papel ha sido un verdadero regalo, y no estoy seguro de si me lo merezco, porque hay actores como John Lloyd, Michael Lomenda y Erich Bergen que pusieron años en la creación del musical y en lograr que fuera un éxito. Y, de pronto, se les suma este tipo raro al que le toca interpretar un personaje increíble. Al menos tengo que decir que crecí cerca de hombres con un temperamento similar al de Tommy DeVito, por lo que no tuve dificultad en entender a alguien que tiene un ego tan grande como su corazón”, dice.

Si bien ha tenido mucha suerte como actor, originalmente Piazza quería ser jugador profesional de hockey sobre hielo hasta que una lesión en el hombro lo obligó a cambiar de planes. El actor, como su personaje en el filme, logró abrirse camino superando todos los obstáculos, luego encontró una fructífera carrera como agente de bolsa.

“Comencé en una firma en el centro de Nueva York sin imaginar que iba a tener que viajar a lugares del mundo como Kuwait, Suiza y Bélgica porque me tocó trabajar en el aspecto creativo de las finanzas, aprendiendo a estructurar acuerdos comerciales y a que ciertas compañías comenzaran a cotizar en bolsa”, explica. • 

  Comentarios