Entretenimiento

Daína Chaviano: de dinosaurios y otras visiones del futuro

Daína Chaviano presenta, en la Librería Altamira de Coral Gables, la primera edición española de “El abrevadero de los dinosaurios”.
Daína Chaviano presenta, en la Librería Altamira de Coral Gables, la primera edición española de “El abrevadero de los dinosaurios”. Foto de cortesía

Hace poco se presentó en Madrid de la primera edición española de El abrevadero de los dinosaurios, uno de los títulos más emblemáticos de la escritora Daína Chaviano (La Habana, Cuba, 1957). Ahora este título llega a Miami publicado por el sello editorial Huso, que anteriormente ya había incorporado a su catálogo otro libro de la autora, Extraños testimonios. Prosas ardientes y otros relatos góticos.

El abrevadero de los dinosaurios se publicó por primera vez en Cuba, en 1991, dos meses antes de que su autora abandonara definitivamente el país, y pronto se convirtió en una obra de culto entre los lectores de la isla por sus relatos llenos de metáforas y referencias a la realidad cubana, y por sus ataques —en clave humorística y fantástica— contra tabúes y prejuicios de todo tipo.

Reconocida como la más importante escritora cubana de ciencia ficción y fantasía, Daína Chaviano también ha publicado numerosos libros de géneros mixtos, como El hombre, la hembra y el hambre (Premio Azorín de Novela 1998) y La isla de los amores infinitos (traducida a más de 25 idiomas).

El próximo sábado 17 de marzo, la librería Altamira, en Coral Gables, recibirá a la escritora que, acompañada por Ainara Mantellini, conversará con el público y presentará la reciente edición de El abrevadero de los dinosaurios.

Conversamos con ella sobre este libro y otros temas literarios.

Algunos consideran que El abrevadero de los dinosaurios representa una ruptura dentro de tu obra por el tono satírico en que está escrito. ¿Cómo lo ves tú?

No creo que se trate de una ruptura. He trabajado lo fantástico apelando a muchas facetas diferentes, y el humor es una de ellas. El libro narra el supuesto encuentro entre la especie humana y la civilización sauria. Me propuse esta premisa porque quería desafiar ciertos “valores” oficiales del país donde vivía. Así es que, para burlar la censura, decidí acudir al tono humorístico.

Y si bien es cierto que no suelo acudir con frecuencia al humor, sí existen elementos del mismo en mis novelas y en varios relatos. Lo que quizás haya roto con mi estilo habitual fue que tuve que usar el absurdo, un elemento nuevo para mí. Fue un disfraz necesario que funcionó muy bien.

Habiéndose publicado en Cuba, a principios de los 90, ¿cómo fue recibido en un contexto tan diferente como España, veintiséis años después?

Muy bien. Incluso el prólogo de esta edición fue escrito por Dioni Arroyo Merino, un escritor español de ciencia ficción. Es que, al igual que el resto de mis libros, fue concebido para lectores de cualquier parte del mundo. Su mensaje es universal, y los temas que aborda —la tolerancia, la igualdad entre los sexos y el respeto a lo diferente— no pueden ser más actuales.

… lo cual es muy bueno.

O muy malo. Depende de cómo se mire. O bien significa que me adelanté un cuarto de siglo a una situación que hoy es el principal tema de discusión en los medios, y que acaba de generar una huelga masiva de mujeres, incluyendo países como España; o también significa que no hemos adelantado ni un ápice en mejoras sociales en todo este cuarto de siglo.

Eres una de las escritoras hispanoamericanas más importantes dentro de la fantasía y la ciencia ficción, pero tengo entendido que solo has escrito literatura fantástica desde que saliste de Cuba. ¿Has abandonado definitivamente la ciencia ficción?

Mientras vivía en Cuba, escribí y publiqué ambos géneros. Pero ya desde esa época había comenzado a experimentar con la hibridación de géneros. Esta mezcla se convirtió en parte de mi estilo; y una vez que abandoné la isla, continué llevándola a nuevos límites, incluyendo temas que nunca antes se habían conectado como, por ejemplo, erotismo, surrealismo y mitología afrocubana, en mi novela Casa de juegos; o magia celta, política, civilizaciones míticas y bisexualidad, como en Gata encerrada.

Esta hibridación continuó en El hombre, la hembra y el hambre, donde utilicé elementos de ciencia ficción (viajes en el tiempo), mezclados con fenómenos parasicológicos dentro de una situación política específica. Así es que nunca he abandonado completamente el género.

De todos modos, el hecho de que no haya publicado más libros de ciencia ficción no significa que no los haya escrito. Te aseguro que saldrán en un futuro muy cercano.

¿Cuáles son tus planes literarios?

Para finales de este año saldrá en España una nueva edición de Fábulas de una abuela extraterrestre, una novela de ciencia ficción agotada que ahora la editorial Huso pondrá de nuevo en circulación, especialmente para los lectores de la península que no lo conocían, aunque espero que también llegue a países de América Latina y Estados Unidos.

El próximo año se publicará una novela en la que llevo trabajando más de una década. Es un “thriller histórico” con elementos mitológicos, políticos y mágico-paranormales, que será publicada por Grijalbo. Por ahora me reservo el título. Solo diré que su estructura se compone de dos tramas paralelas: una que transcurre en un futuro cercano, y otra situada cinco siglos en el pasado.

Cuando escribes, ¿piensas en historias que podrían ser llevadas al cine?

Jamás. Si lo hubiera hecho, habría concebido tramas mucho más sencillas. Para ser honesta, me parece muy difícil que mis libros se puedan llevar al cine. Mis novelas, en especial, dependen mucho de la estructura, que suele ser muy compleja y con varias líneas temporales. Prefiero ver el cine de ciencia ficción hecho a partir de historias ajenas, desde películas sin grandes presupuestos, como Hombre mirando al sudeste, hasta adaptaciones de buenas obras literarias como ‘La llegada’ (Arrival), o aquellas que emplean recursos tecnológicos de avanzada, siempre que el argumento sea inteligente, como Avatar.

Algunos escritores son visionarios, pero si se trata de autores de ciencia ficción, estos se encuentran a la cabeza de ese grupo. ¿Cómo ves el futuro del planeta donde vivimos?

Me preocupa cada vez más. Y no estoy hablando solamente de la especie humana, sino de la supervivencia de todas las especies. Existen suficientes estadísticas que demuestran cómo han ido variando las condiciones atmosféricas en nuestro planeta. Los patrones climáticos ya se han alterado de manera visible. El calentamiento global está provocando sequías y veranos cada vez más tórridos, y huracanes e inviernos cada vez más crudos. También hay cifras concretas sobre la extinción acelerada de otras especies, incluyendo las abejas, de las que depende gran parte de la reproducción vegetal y, por tanto, nuestro sustento. ¿Qué estamos esperando para emplear energías limpias como la solar y eólica? Se trata de catástrofes que podemos prevenir.

Presentación de “El abrevadero de los dinosaurios”, sábado 17 de marzo, 7:00 p.m., en la Librería Altamira, 219 Miracle Mile, Coral Gables, FL 33134. (786) 534-8433.

  Comentarios