Cine

Londres proyecta ‘El viajante’ en apoyo al cineasta iraní Asghar Farhadi

Miles de personas asistieron este domingo en Londres a una proyección gratuita de la película “El viajante (The Salesman)” del iraní Asghar Farhadi, que boicotea la ceremonia de los Óscar para denunciar la política de Donald Trump hacia los musulmanes.
Miles de personas asistieron este domingo en Londres a una proyección gratuita de la película “El viajante (The Salesman)” del iraní Asghar Farhadi, que boicotea la ceremonia de los Óscar para denunciar la política de Donald Trump hacia los musulmanes. AFP/Getty Images

Miles de personas asistieron este domingo en Londres a una proyección gratuita de la película “El viajante (The Salesman)” del iraní Asghar Farhadi, que boicotea la ceremonia de los Óscar para denunciar la política de Donald Trump hacia los musulmanes.

Horas antes del inicio de la ceremonia de los Óscar en Los Ángeles, donde “El viajante” compite en la categoría de mejor película de habla no inglesa, Trafalgar Square, símbolo de las protestas políticas en la capital británica, se transformó en un gigantesco cine a cielo abierto.

Los 10.000 espectadores, según el ayuntamiento de Londres, desplegaron frazadas y se instalaron en las escalinatas delante de la National Gallery, mirando en dirección de la columna del Coronel Nelson en donde se instaló una pantalla gigante.

La comunidad iraní, que cuenta unos 86.000 miembros en Gran Bretaña, muy presente en particular en Londres, según las estadísticas oficiales, estaba ampliamente representada.

“Hace que la gente tome conciencia de que los iraníes tienen algo que ofrecer al mundo”, dijo a la AFP Amir Alamdara, un iraní de 23 años que trabaja en un colegio de Londres.

Sentada un poco más lejos, Tanya Arafeh dijo estar “orgullosa” de estar presente en medio de la multitud. “Soy palestina así que entiendo bien lo que se juega”, dijo.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró a la AFP estár “muy orgulloso” de haber organizado esta proyección la noche de la ceremonia de los Oscar para “mostrar al mundo que Londres está abierto a la creatividad y a la gente”.

“En una época en que la gente emite prohibiciones de viaje, voy a recibir a la gente, en una época en que hablan de construir muros quiero construir puentes, en una época en que se busca dividir las comunidades, quiero unirlas”, agregó.

En el escenario lanzó un desafío: “El presidente (estadounidense Donald) Trump no puede hacerme callar”.

El cineasta iraní no estaba presente en el evento, pero envió un mensaje por video desde Irán: “a pesar de nuestras diferentes religiones, nacionalidades y culturas, somos todos ciudadanos del mundo”, dijo en inglés, agregando estar “orgulloso de ser un miembro de esta familia mundial”.

El cineasta británico, Mike Leigh, y la actriz y modelo británica Lily Cole, también expresaron su solidaridad.

Luego de la proyección, la Orquesta de músicos sirios cerrará el evento con un miniconcierto en el que participará el ex cantante del grupo Blur, Damon Albarn.

A finales de enero, el director iraní anunció que no asistiría a la gala de los Óscar después de que el presidente Trump aprobara un decreto para vetar la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, entre ellos Irán.

Aunque varias decisiones judiciales hayan bloqueado ese decreto desde entonces, el cineasta iraní mantuvo su decisión.

En Los Angeles, varios cineastas, con filmes seleccionados para competir en la categoría de mejor película en lengua extranjera hicieron público su apoyo a Asgar Farhadi.

La directora alemana, Maren Ade, que compite con “Toni Erdmann”, expresó a la AFP su “profunda” solidaridad con el cineasta iraní y calificó como “horrible” el “clima en Estados Unidos pero también en varios países” más.

El danés Martin Zandvliet, que firmó la película “”Land of Mine: Bajo la arena“, dijo respaldar ”completamente su decisión“. ”Es triste porque supuestamente los filmes y el arte en general unen a la gente“, declaró a la AFP.

  Comentarios