Cine

Viggo Mortensen, la elegancia de un caballero

Quien ha sido el heroico Aragorn de ¨The Lord of the Rings¨y el espadachín Alatriste atribuye su éxito a ¨trabajar con gente muy talentosa¨.

Viggo Mortensen está muy claro: en términos de taquilla será casi imposible superar el éxito de la trilogía The Lord of The Rings que lo convirtió en uno de los actores más famosos del planeta, hombro con hombro con Chow Yun Fat, Jackie Chan, Tom Cruise, George Clooney, Johnny Depp y Brad Pitt, entre un selecto grupo de galanes internacionales.

''He tenido mucha suerte con la calidad de películas que he podido hacer últimamente, y eso viene a consecuencia de la suerte que he tenido con El señor de los anillos'', asegura Mortensen en un castellano con acento argentino.

Durante el recién concluido Festival Internacional de Cine de Miami (MIFF), Mortensen estuvo en la ciudad para hablar sobre una de sus recientes cintas, la epopeya española Alatriste, dirigida por el madrileño Agustín Díaz Yanes, en la que personifica al papel titular creado por Arturo Pérez-Reverte para un serie de libros que en España podrían ser fácilmente tan --o quizás más-- leídos que la misma trilogía de J.R.R. Tolkien.

Sobre su propia fama, Mortensen confiesa que no está seguro de cuánto podría durar, pero lo dice porque es un hombre elegante y de buen gusto, sin un gota de prepotencia. Obviamente, esa saga mega lucrativa basada en los libros del británico Tolkien, dirigida por el neozelandés Peter Jackson, hizo más que lanzarlo hacia una popularidad superficial: lo convirtió, como a otros en el elenco, en uno de los primeros íconos del cine del siglo XXI.

''No he elegido hacer muchas películas después de El señor de los anillos, que es una de las [producciones] más grandes de Hollywood, así que no sé si voy a quedar como muy famoso, pero por lo menos me siento bien porque he podido elegir cosas de calidad y trabajar con gente talentosa en cuentos muy interesantes, que es lo que más me importa'', observa el actor.

Cuando hablamos con Mortensen en uno de los bungalows del hotel playero Shore Club, no faltó la infusión de yerba mate, que saboreó durante la entrevista. Aunque nació en Estados Unidos, vivió en Argentina durante sus años formativos, y habla un español más amplio y pulido que muchos nativos de Latinoamérica. En la industria de cine contemporánea, es uno de los pocos superastros, junto a Antonio Banderas, que han trabajado en producciones hollywoodenses y españolas.

Padre de un niño, Mortensen nació en Manhattan, Nueva York, el 20 de octubre de 1958. Por parte de padre es de ascendencia danesa; por parte de madre, estadounidense. En una entrevista anterior nos contó que decidió tener una carrera en la actuación por una de sus características innatas: la curiosidad. Pero no lo tomó a la ligera. Se entrenó formalmente con el reconocido acting coach Wa-rren Robertson en La Gran Manzana, después debutó en la televisión estadounidense en la miniserie George Washington (1984) y, años más tarde, en una de las mejores cintas de la década, el drama Witness, con Harrison Ford.

Además de The Lord of The Rings e Hidalgo, Mortensen colaboró con el director canadiense David Cronenberg en el aclamado thriller psicológico A History of Violence, junto a María Bello y Ed Harris. Recientemente, protagonizó otra película dirigida por Cronenberg --aún sin título aprobado--, en la que comparte honores con la británica Naomi Watts.

Es difícil, al hablar con Mortensen, pasar por alto la pasión que siente por la lengua de Cervantes, la cultura iberoamericana y su papel estelar en Alatriste, que tuvo su premiere miamense en el MIFF, pero que aún no ha sido pautada para su exhibición comercial en Estados Unidos. Esa pasión se le nota cuando habla sobre su preparación para la cinta.

''Para mí lo más bonito de hacer cine, de este oficio, es que es como ir a la escuela, a la universidad, y que te paguen'', asevera. ``Por ejemplo, con Alatriste, me metí a fondo en lo que tiene que ver con la historia de España, las consecuencias del imperio español para Europa, para Latinoamérica. Lo que es el mundo hoy tiene mucho que ver con ese imperio español, lo bueno y lo malo. Fue una época tan rica [la que toca Alatriste], tan interesante, que temí mucho y también lo pasé muy bien''.

Sobre la fuerte presencia hispana en los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas este año, Mortensen afirma que ``hubiera sido extraño que tarde o temprano no ocurriera eso''.

''Hay [mucha] gente que habla castellano en el mundo y en Estados Unidos. Es un mercado muy grande y le interesa ver películas en su idioma'', recalca. ''Yo creo que Alatriste tiene la oportunidad de ser [más] que un art house movie, o una película que solamente se muestra en un par de cines en Miami, Nueva York, Los Angeles o en Dallas y se acabó. Creo que la pueden ver muchas personas en Norteamérica también. Es una película bien actuada y bien fotografiada en español'' recalca. 

ccotayo@herald.com

  Comentarios