Cine

Javier Bardem: un gigante en crecimiento

Javier Bardem pose con su premio.
Javier Bardem pose con su premio. AP

Cuando entrevistamos a Javier Bardem recientemente, se encontraba en Los Angeles promoviendo dos películas: Love in the Time of Cholera, basada en la novela del colombiano Gabriel García Márquez, en inglés, con un elenco compuesto por artistas europeos y latinoamericanos, y No Country for Old Men, de los hermanos Joel y Ethan Coen, que ha recibido excelentes reseñas y en la que comparte honores protagónicos con Tommy Lee Jones.

"Exploran temas extremos: el amor y la violencia", señala Bardem. Para él el amor significa algo muy universal: "Una razón para vivir", sostiene, como si fuese algo tan obvio que no necesita ningún tipo de explicación adicional. Por otra parte, subraya que la violencia que contiene No Country for Old Men, en la que interpreta al antagonista, demuestra algo fundamental: "La violencia conduce a más violencia".

A la pregunta de si hubiera sido mejor realizar Love in the Time of Cholera en español, por razones obvias, Bardem está de acuerdo en que quizás hubiera sido "ideal", pero también apunta algo muy cierto: "Cuando una película [de este tipo] no funciona, a lo primero que culpan es al idioma", y añade que cuando un filme pega con el público, "el idioma no importa". Nos da un ejemplo clásico: la adaptación en inglés de la novela del ruso Boris Pasternak, Doctor Zhivago, que el británico David Lean llevó a la pantalla en 1965 en inglés y resultó un triunfo taquillero.

Bardem está en una de las etapas más importantes en su carrera actoral en cuanto a la cantidad de películas que ha realizado y se encuentra en negociaciones para actuar bajo la dirección de algunos de los más importantes cineastas hollywoodenses e internacionales: desde Milos Forman, pasando por los hermanos Coen, Woody Allen, Rob Marshall y Francis Ford Coppola.

Podemos decir con toda seguridad que Bardem está super hot en Hollywood.

"Estoy dando candela", recalca jocosamente en un tono de voz de alegría y satisfacción, aunque aseguró que todavía no puede decir que se siente completamente realizado como artista, porque aún existe espacio para una palabra clave en su vocabulario: "crecimiento".

Parte de ese crecimiento ha sido dominar algo que para él no es "mi idioma original". No obstante, en Goya's Ghosts su inglés es muy bueno y adecuado para el personaje de un inquisidor a finales del siglo XVIII.

En Love in the Time of Cholera, se puede detectar que definitivamente domina la lengua de Shakespeare, por el ritmo y fluidez con el que expresa sus diálogos en escenas complejas. Su personaje, Florentino Ariza, un hombre eternamente enamorado de la misma mujer desde su juventud hasta su vejez, trata de explicarle a su jefe por qué escribe cartas de negocio como si fueran poemas de amor. Es uno de sus mejores momentos en un colorido filme con un presupuesto de $48 millones, según su productor Scott Steindorff.

Cuando le preguntan si considera su reciente racha de películas en inglés --Mar Adentro (2004), ganadora del Oscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera, es la última que ha hecho en español-- como un "crossover" a Hollywood, responde enfáticamente "¡No!"

Explica que aunque ha estado en negociaciones para trabajar en cintas en inglés como Nine, una adaptación musical basada en la película 8 1/2 de Federico Fellini; Killing Pablo, en la que interpretaría a Pablo Escobar; y Tetro, de Francis Ford Coppola, sin excluir la que terminó no hace mucho para Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona, lo que todas tienen en común es que son proyectos que "me han inspirado" por una razón u otra.

Para el dinámico Bardem --nacido en Islas Canarias el 1ro de marzo de 1969--, con cada película en español o inglés en la que ha trabajado en sus 20 años de carrera sigue demostrando que tiene pocos rivales en la arena actoral en la gran pantalla. Lo que está sucediendo en su carrera en esta etapa es algo fundamental: le envían material para considerar y él, como uno de los galanes en la lista A de astros internacionales, escoge lo que le apetece.

Lo que sí asegura es que nada de lo que ha estado sucediendo últimamente con las ofertas que ha estado recibiendo en este país es algo que ha planificado estratégicamente. Todo lo contrario.

"Es un accidente fortuito", afirma. ¤

  Comentarios