Cine

Katie Holmes, naturalmente bonita

Katie Holmes
Katie Holmes

¿Quién puede olvidar aquella explosión de entusiasmo en que el actor Tom Cruise declaró que estaba enamorado en el show de Oprah Winfrey? El objeto de su amor que le hacía dar tantos saltos sobre el sofá del set es hoy su esposa y madre de su hija, la actriz Katie Holmes.

Y aunque algunos quizás no conocían a Holmes antes de su relación con Cruise, esta muchacha bonita ha estado actuando desde su adolescencia y es más que una pretty face, como sus colaboraciones con los mejores cineastas hollywoodenses han demostrado a través de los años.

Nacida en Toledo, Ohio, Holmes descubrió, como muchos actores, su inclinación por las artes dramáticas en la escuela secundaria, aunque en su caso, además de su deseo de desarrollarse como actriz, existía otra opción: el modelaje. En algún momento, estando en La Gran Manzana para una conferencia de la industria de la moda, descubrió una de las oportunidades que da la industria televisiva a los actores jóvenes: el llamado pilot season, cuando diversas empresas de producción contratan talentos nuevos para diversos pilotos de posibles series.

Curiosamente, el resultado de sus audiciones, tras mudarse al sur de California, no fue ser contratada para un show en la pantalla chica, sino para películas dirigidas por ci-neastas que estaban en momentos clave en su carrera. Uno de ellos fue Ang Lee, quien seleccionó a Holmes para el brillante filme The Ice Storm (1997), basado en la novela de Rick Moody, protagonizado por Kevin Kline, Joan Allen y Sigourney Weaver, marcando el debut hollywoodense de la futura Sra. Cruise.

La cinta no fue un gran éxito taquillero, pero hoy es considerada un clásico contemporáneo del cine estadounidense que catapultó a Lee y a Holmes hacia carreras más notables. Holmes fue contratada para el drama psicológico Disturbing Behavior (1998), y luego para dos muy originales comedias en 1999: la frenética Go y la satírica Teaching Mrs. Tingle, junto a Helen Mirren.

El 2000 fue otro año importante para su crecimiento dramático. En The Gift, una película más bien regular, tuvo la oportunidad de formar parte de un elenco con dos actrices fenomenales: Cate Blanchett y Hilary Swank, bajo la dirección de Sam Raimi (Spider-Man). En Wonder Boys, sus coestrellas fueron Michael Douglas y Tobey Maguire, todos dirigidos por Curtis Hanson, conocido por L.A. Confidential.

Mientras trabajaba en el cine con actores y directores de primera, Holmes logró uno de los mayores hitos de su carrera en la pantalla chica con la serie Dawson's Creek, de la que fue una de sus protagonistas desde su estreno a finales de la década de los años 90 hasta su conclusión en el 2003. Ese año, Holmes interpretó su más contundente papel, el de la bohemia April Burns en la tragicomedia Pieces of April, sobre las complejidades de las relaciones entre madre e hija.

En el 2005 su presencia en Batman Begins y Thank You for Smoking demostró su madurez como actriz y una cualidad muy sui generis: su capacidad de desempeñar un papel humorístico o uno dramático con total flexibilidad y naturalidad.

Hoy regresa en la comedia Mad Money, acompañada por dos campeonas, Diane Keaton y Queen Latifah, en una historia sobre tres mujeres que deciden robar el dinero retirado de circulación que el Federal Reserva Bank destina para ser destruido.

Esta locura, dirigida por Callie Khouri (Thelma & Louise) huele a box office hit y una nueva y bienvenida fase en la carrera de Holmes de más participaciones en proyectos que destaquen su belleza y talento. ¤

ccotayo@herald.com

  Comentarios