Cine

'Nine', el poder de la mujer

¿Cuántas mujeres pueden impactar e influir en la vida de un hombre? Según el cineasta italiano Federico Fellini, todas las que se cruzan en su camino, desde la niñez hasta la madurez, de una forma u otra --desde la madre hasta la esposa y la amante, sin excluir a las amigas, colegas y amores platónicos-- dejan en la arena de las playas de la memoria sus imborrables huellas.

En 8 ½ (1963) Fellini exploró este complejo, a veces polémico y eternamente fascinante tema, dentro del marco de la creación de una superproducción cinematográfica que debe dirigir uno de los directores más famosos de su país y su época --el posible alter ego de Fellini-- Guido Anselmi, interpretado con gusto y angustia por Marcello Mastroianni.

Las mujeres en esa obra maestra, huésped permanente en las listas de las mejores cintas jamás realizadas --Oscar a la Mejor Película de Lengua Extranjera, entre otros premios importantes-- fueron encarnadas por Anouk Aimée, Claudia Cardinale, Sandra Milo, Edda Gale y Barbara Steele, entre otras divas que los espectadores tampoco han podido borrar del subconsciente.

Este año llega a los cines la superproducción Nine, inspirada en dos fuentes: el clásico de Fellini y el musical homónimo de Broadway en el que Raúl Juliá personificó, en 1982, al atormentado cineasta Guido. El éxito de la obra teatral fue enorme: ganó cinco premios Tony, incluido el de Mejor Musical.

La adaptación cinematográfica de Nine ha estado en las manos del guionista Michael Tolkin (The Player, 1992) y del recordado cineasta Anthony Minghella (The English Patient, 1996), y es dirigida y co-coreografiada por Rob Marshall, el genio de otro musical protagonizado por mujeres: Chicago (2002), galardonado con seis Premios de la Academia, incluido el de Mejor Película, y que recaudó más de $300 millones en la taquilla global.

Nine posee todos los ingredientes esenciales para superar esa cifra: un soberbio equipo de primera delante y detrás de las cámaras. El apellido de Guido ha sido cambiado, igual que los nombres de las féminas que navegan por su universo, pero eso es lo de menos. La esencia sensual de la película --una de las más esperadas del 2009 y de la que ya se rumora que podría ser una candidata para los Oscar del 2010-- se mantiene intacta: el infatigable, misterioso y trascendental poder del sexo femenino en todas las esferas, visibles e invisibles.

El británico Daniel Day-Lewis, ganador de sendos Oscar al Mejor Actor por My Left Foot (1990) y There Will Be Blood (2007), da vida al cineasta Guido Contini, y entre las mujeres que lo rodean están algunas de las actrices más candentes de Hollywood y del cine internacional: la italiana Sophia Loren (la madre), la francesa Marion Cotillard (la esposa), la española Penélope Cruz (la amante), la hawaiana Nicole Kidman (la musa), la británica Judi Dench (la colega) y la estadounidense Kate Hudson (la periodista), entre otras artistas que convierten a esta producción en una seductora atracción.

Cuando contrataron a Hudson para el filme, que se comenzó a rodar en Gran Bretaña en octubre del 2008, el productor Harvey Weinstein profetizó: ''[Nine] va a ser una increíble experiencia para los espectadores, que podrán mirar a este elenco bajo la brillante dirección de Marshall''. Ya veremos.

El estreno de Nine está pautado para el 25 de noviembre, lista para competir para los premios magnos del año. Con Day-Lewis y un elenco de luminarias tan espectacular, la espera asemeja una dulce tortura. 

ccotayo@herald.com

  Comentarios