Cine

Mr. Kaplan inaugura el 18 Festival de Cine Judío de Miami

Néstor Guzzini y Héctor Noguera en el filme uruguayo ‘Mr. Kaplan’, dirigido por Álvaro Brechner y que inaugura el Festival de Cine Judío de Miami.
Néstor Guzzini y Héctor Noguera en el filme uruguayo ‘Mr. Kaplan’, dirigido por Álvaro Brechner y que inaugura el Festival de Cine Judío de Miami. Festival de Cine Judío de Miami

Como cada comienzos de año, llega el Festival de Cine Judío de Miami con una atractiva variedad de filmes de temáticas que recogen lo más representativo de la cultura, historia e identidad de los judíos en el mundo. El programa de la decimoctava edición, que arranca el 15 de enero y se extiende hasta el día 29, incluye varios filmes de Hispanoamérica, entre los que figura la cinta uruguaya Mr. Kaplan, escogida para inaugurar la muestra, en Aventura Arts & Cultural Center.

El filme que dirige Álvaro Brechner, seleccionado por Uruguay para representar al país en las nominaciones a los Oscar, es una comedia de tono dramático, con su singular historia humana, ambientada en 1997. Al borde de la edad octogenaria, el judío Jacobo Kaplan, quien de niño vino huyendo del Holocausto durante la II Guerra Mundial, se pregunta si aún puede hacer algo verdaderamente importante para ser recordado en su comunidad. La oportunidad le llega al descubrir que tras la reservada imagen de un anciano alemán que regenta un pequeño restaurante de la vecindad playera, se esconde –según Jacobo–, un antiguo oficial de las SS, de los que escaparon al paradisíaco refugio en que devino Suramérica para los nazis fugitivos.

Jacobo se busca un compañero de aventura, para su misión de vigilar y secuestrar al viejo alemán y enviarlo a Israel con el objeto de ser juzgado. Se trata del chofer que la familia ha contratado para moverlo por la ciudad, ya que el patriarca es un verdadero peligro al volante. El gordiflón Wilson Contreras, otrora policía y hoy un padre de familia bonachón, pero inútil e indolente, resulta ser el cómplice ideal. Acompañará a este Quijote achicharrado por el sol en su delirante plan de espionaje por la playa, y lo ayudará a afrontar la tamaña tarea de reivindicar los derechos del pueblo judío.

La relación del disparejo par es lo más genuino, sin dudas, que tiene el filme, con un buen nivel de actuaciones de Héctor Noguera como Jacobo y, en especial, de Néstor Guzzini en la piel de Wilson –que aporta el alma pintoresca. Una empatía sui géneris se logra y progresa al margen de la consternación de la familia, los hijos y esposa del anciano, y una nieta adolescente, que en cierto momento se une al equipo para ayudar a cazar al “nazi”.

La cinta es francamente amable, sin pedir mucho más a su convencional propuesta estética, un viaje que va de lo graciosamente extravagante a lo triste, dejando escapar un suspiro de nostalgia al mirar el final del camino de la vida. • 

Para más información sobre las películas, miamijewishfilmfestival.org

  Comentarios