Cine

‘Havana Motor Club’, pasión a toda máquina

Gran autenticidad y pasión posee este retrato cubano de una práctica que subsiste underground y lucha por imponerse profesionalmente, entre carencias y restricciones, en un país donde los corredores de autos vivieron tiempos de gloria, hasta que el deporte murió, legalmente, con la revolución.

Reinaldo ‘Tito’ López, Milton Díaz Canter, Carlos Alvarez entre otros, son los protagonistas reales de Havana Motor Club. Fanáticos de los motores, mecánicos, inventores llenos de ingenuidad, estos herederos de Fangio sueñan en grande con sus carrocerías viejas, híbridas, transformadas de las formas más curiosas –con un motor de lancha de “balseros”, con piezas inventadas o traídas de Miami–, para ponerlas a correr a toda máquina.

El documental de Bent-Jorgen Perlmutt, es como una ficción, en tres actos, con clímax y desenlace. Es la carrera de obstáculos de estos corredores “por cuenta propia” por salir de una clandestinidad de más de medio siglo. Y finalmente la esperada competencia, de autos de diferentes marcas, modelos y tamaños, impregnada de espíritu amateur y de cierto cándido idealismo en un circuito rural, improvisado, liderado por dos contrincantes, al volante de un viejo Chevrolet y un Porche, ante la expectativa de una muchedumbre que vuelve a conglomerarse como en los viejos tiempos.

Lo esperanzador de estas carreras por tanto tiempo aplazadas e ignoradas es su enorme voluntad de sobrevivencia –alegoría de otras ansias de libertad– al margen de la oficialidad y sustentadas por una pobre y muy original infraestructura. El paisaje se tiñe de color local, de imágenes de viejos autos, verdaderos antiques que pueblan la capital habanera. Pero es la tremenda pasión de sus protagonistas lo que lo que le pone el alma a Havana Motor Club.

El filme puede verse en O Cinema Miami Beach, con presencia y Q & A este fin de semana de algunos de sus protagonistas.

  Comentarios