Danza

La danza de Contra-Tiempo apela a la justicia social

‘JoyUS JustUs’ del grupo Contra-Tiempo que se presentará el viernes 16 y sábado 17 en el Adrienne Arsht Center.
‘JoyUS JustUs’ del grupo Contra-Tiempo que se presentará el viernes 16 y sábado 17 en el Adrienne Arsht Center. Contratiempo

La danza neoclásica, moderna y contemporánea se lanzó hacia la expresión del movimiento puro, sin narrativa en la creación de la pieza. Pero recientemente se nota más y más el retorno a los ballets temáticos.

Sin embargo, la cubanoamericana Ana María Álvarez, que regresa a Miami después de tres años de ausencia con su grupo de danza Contra-Tiempo, afirma que es la forma en que siempre ha encaminado a su grupo. “Para mí no es un trend, es mi estética, porque mi interés ha sido reclamar la narrativa desde 2005 en que empecé este trabajo”, declara.

Aunque toda su familia vive en Miami, Ana María y Contra–Tiempo operan desde Los Ángeles, y este año han creado un nuevo ballet que presentarán el viernes 16 y el sábado 17 de noviembre, en el Carnival Studio Theater del Adrienne Arsht Center. Además darán talleres de danza en escuelas de esta comunidad durante la semana.

La pieza que traen a Miami en su segundo estreno mundial es joyUS justUS, y enfoca los temas del prejuicio racial y la justicia social para los inmigrantes latinos. El título quiere decir Alégranos, danos felicidad, danos justicia.

Ocho bailarines de la compañía estarán en Miami junto a otros ocho bailarines invitados de esta ciudad, y al ritmo de la música grabada de la banda Las Cafeteras, también de L.A., con percusión en vivo en el escenario. “Las Cafeteras, es un grupo musical con un arte increíble, y la música es toda de una compositora, D. Sabela Grimes”, apunta Ana María. También pedirán al público que vengan a bailar con ellos música de salsa al final de cada función.

“Esta obra joyUS justUS nos la han apoyado en Los Ángeles, con la Community Coalition, que son gente que respaldan a los inmigrantes ayudándoles con sus viviendas, y a proteger sus derechos humanos”, explica la directora. “Hemos trabajado con esta organización en laboratorios coreográficos para crear la comunicación con la comunidad de L.A., y nos hemos asociado a ellos para crear arte, pero también para darles una voz y apoyo a sus esfuerzos”.

Contra-Tiempo no tiene un teatro en particular, trabajan en diferentes escenarios y también van a las universidades. Por ejemplo, Nate Holden Performing Arts Center, la University of Southern California, USC, y también California State University en Long Beach. Además viajan mucho a otras ciudades de Estados Unidos y de otros países.

“Con Contra-Tiempo hemos estado viajando los últimos 13 años, porque hemos sido embajadores del baile en intercambios con Ecuador, Bolivia y Chile, principalmente”, nos cuenta Ana María. “Y hemos tenido dos años de giras en Estados Unidos y en el este de Europa, como Bulgaria y otros países”.

Los bailes que enseñan en las clases de las escuelas, son principalmente “ruedas de casino”, o salsa al estilo cubano. Pero esto va unido a clases de liderazgo en la comunidad. “Mientras que en el show hay baile afrocubano, salsa, hip hop y danza contemporánea, que son modos de expresión para contar historias individuales, como las de la madre, las abuelas, la raza y problemas mayores, pero personales”, comenta Ana María. “Es lo que siempre quise hacer, porque no encontraba una compañía que cumpliera mis objetivos, por eso creé este grupo”.

“Todo tiene que ver con la identidad”, sigue diciendo, “entender la humanidad, porque una persona no es solo su color, es más complicado que eso, construir a la persona basándose en la raza limita nuestra capacidad de crear y de ver las cosas. Pero el verdadero tema aquí es el gozo, el amor que necesita el ser humano para sentirse completo”.

Contra-Tiempo, viernes 16 de noviembre a las 7:30 p.m., y sábado 17, a las 4 p. m. y 7:30 p. m. en el Adrienne Arsht Center. Para entradas: https://bit.ly/2AA0PsY o llamar: (305) 949-6722 (877-949-.6722).

  Comentarios