Danza

‘MalSon’ (‘Pesadilla’) de Danzabierta en Miami

‘MalSon’ explora las relaciones personales de cinco personas cerradas en un lugar.
‘MalSon’ explora las relaciones personales de cinco personas cerradas en un lugar. Danzabierta

Una producción que ha ganado premios del Instituto Francés 2009 para el Caribe, Premio Villanueva Mejor Espectáculo 2009, Premio Único II Bienal de Danza del Caribe 2010, Premio UNEAC Coreografía 2010, nos llega desde La Habana, después de recorrer principales festivales, como Avignon y Montepellier, Holland Dance Festival, Jacob’s Pillow, Caliendanza, Schirtimatter y Danse Encore.

Se trata de MalSon, o mal sueño en catalán, es decir, Pesadilla. Obra de la catalana Susana Pous, directora artística de la compañía Danzabierta, de danza contemporánea, asesorada por el director técnico Guido Gali, quien rescató la compañía al partir Marianela Boan en 2003, que la había fundado en 1988.

El Centro Cultural Español, como parte del programa CUBAAHORA: the Next Generation, y Copperbridge Foundation, presenta este espectáculo el sábado 27 de febrero a las 8 p.m., en el Miami Dade County Auditorium. En una conversación por correo electrónico Susana Pous nos cuenta su historia.

“Hace 18 años que fui a Cuba y 16 que vivo en La Habana. Fui invitada por el Ballet Nacional de Cuba a trabajar junto a la coreógrafa catalana María Rovira”, responde Pous. “Además, acababa de empezar mi relación con el músico X Alfonso, al que había conocido en Barcelona. Llevaba años trabajando con el coreógrafo cubano Pepe Hevia, fundador de Danzabierta, y ya conocía a Marianela Boan”.

¿Cómo eras, antes de ir a Cuba y después, cómo te desarrollaste allí? “Soy mujer, bailarina, creadora, madre, curiosa, apasionada, testaruda. Llegué a Cuba llena de entusiasmo, algo ingenua, descubrí muchas cosas, maduré, aprendí y di, crecí, me decepcioné, y me hice fuerte. Ahora soy casi la misma, pero más desconfiada, creadora, coreógrafa, diría que estoy en equilibrio. Me gusta mi vida y mi trabajo, tengo cosas que decir y lo hago a través de mis piezas. Es maravilloso descubrirme en ellas”.

¿Qué hacías en Barcelona? “Mi formación es en danza contemporánea, con diferentes técnicas y maestros. Empecé a bailar profesionalmente muy joven, con 18 años. Primero en la compañía Satsumas, dirigida por Mercedes Boronat, más tarde con Pepe Hevia, coreógrafo cubano con el que fundamos su propia compañía. Por último en la compañía Trànsit Dansa, de María Rovira”.

La coreografía de MalSon se presenta como una evocación de la vida en Cuba y del paso del tiempo, con efectos audiovisuales y música creados por X Alfonso, de energético son, que lleva por un camino “que va desde el expresionismo hasta la abstracción formal”. Es tu coreografía de 2009, y como danza teatro explora las relaciones personales de cinco personas cerradas en un lugar, para discutir entre ellos, con La Habana en el telón de fondo. ¿Qué episodios del alma, qué personajes propones?

“Eramos cinco bailarines y yo, seis personas compañeros y amigos, vivimos y trabajamos, hablábamos y soñábamos. Empezaron a salir historias, y ahí decidí contarlas”, relata.

¿Qué desea la gente en la Cuba de MalSon? “¿Me preguntas qué desea la gente en Cuba? Bastante tengo con saber lo que quiero yo. No creas, en Cuba se desean casi las mismas cosas que en cualquier otro lugar. Eso lo he ido viendo con el tiempo”.

Y has expuesto en otras ocasiones ciertas ideas, por ejemplo, que el movimiento es más autóctono, porque es del bailarín, las técnicas son más teatrales, la compañía es un laboratorio donde los bailarines intervienen, ya que es un trabajo de conjunto de equipo. Y el equipo es pequeño para destacar la individualidad. ¿Quieres añadir si las influencias de esta “danza teatro”, son de Pina Bausch o de otros maestros?

“Me encanta que me hablen de mis influencias de Pina, no sé si es verdad, pero por supuesto Pina ha influido mucho a la danza actual en Europa y a su desarrollo”, comenta. “Soy una admiradora y apasionada de su trabajo, me abrió los ojos, me interesa el mundo del teatro y la danza teatro. Veo a los bailarines como personas capaces de interpretar situaciones y sensaciones”.

¿Como ha evolucionado la Danzabierta que comenzó Marianela Boán, a quien entrevisté en el 2004 por cierto, aquí en Miami? “Pienso que durante estos años en la compañía se ha intentado mantener esos principios propuestos por Marianela, los mismos de los que hemos hablado, que son comunes. Pero evidentemente ha habido una evolución, pues las personas que la hemos dirigido hemos aportado distintas visiones, las cosas han ido cambiando, hemos crecido, hemos experimentado y hemos encontrado nuestro camino”, resume Pous.

olconnor@bellsouth.net

MalSon’ de Danzabierta, jueves 5 de mayo, 8 p.m., Miami Dade County Auditorium, MDCA Mid-Stage Theatre, 2901 W Flagler St, Miami. Entradas en www.miamidadecountyauditorium.org, 800-745-3000 y en Ticketmaster. $25 general, $20 socios, mayores y grupos, y $15 para estudiantes. Nota, la fecha inicial que se anunció para la presentación en febrero fue cancelada y cambiada para el 5 de mayo.

  Comentarios