Alicia Civita

La mosquita muerta de las telenovelas llega a Hollywood en “A Simple Favor”

La actriz Anna Kendrick y el director Paul Feig.
La actriz Anna Kendrick y el director Paul Feig. Alicia Civita

La actriz Anna Kendrick y el director Paul Feig consideran que la expresión “mosquita muerta” debió haber sido el título de su película “A Simple Favor”, que se estrena este viernes.

“Me encanta esa expresión”, dijo Kendrick a el Nuevo Herald durante un viaje relámpago a Miami para promover la película, que cuenta la relación entre Stephanie, su personaje, y la glamorosa y misteriosa Emily, encarnada por Blake Lively. “Qué pena que no la escuché antes”, agregó Feig.

“Mosquita muerta” sirve sin duda para describir a Stephanie, a la que conocemos como una mamá que tiene un canal de YouTube en el que hace tutoriales de recetas, manualidades y da consejos de crianza. La historia empieza con uno de sus vlogs, en los que cuenta que su mejor amiga Emily había desaparecido.

La película, basada en el libro del mismo nombre, va luego al momento en que ambas mujeres, con posiciones opuestas ante la vida y la maternidad, se conocen. Emily introduce a Stephanie al mundo de los martinis en las tardes, y a las mamás que no centran su vida alrededor de la de sus retoños.

“Son, como todas las mujeres, un misterio”, afirmó Kendrick, quien dijo haberse divertido muchísimo trabajando con Lively. “Ella es la verdadera mamá dedicada”, aseguró.

Aunque las bases del libro se mantienen en el film, el guión de la película de Paul Feig, director de cintas como la versión de 2016 de “Ghostbusters” y “Bridesmaids, lo abandona a mitad de camino y hasta ofrece un final alternativo.

“Quise que alguien terminara como el héroe”, explicó el director. “Para el libro está bien un final cínico, pero me gusta que mis películas terminen bien”. Feig también le agregó toques de comedia, que sirven para aliviar la pesadez de una historia truculenta, que tiene elementos de patricidio, fraticidio y hasta incesto. Le funciona tanto, que las mayores carcajadas salieron de las madres, que quedan entre horrorizadas e identificadas con algunas situaciones.

“A Simple Favor”, que podría traducirse fácilmente como “un favorcito”, de esos que se hacen las mamás de niñitos amigos en la primaria, es un buen plan para una salida de adultos.

Sin duda, quedarán con ganas de un buen martini, comentar lo bien que le cae a Lively el papel de ‘femme fatal’ y lo increíblemente acertado del personaje de Kendrick y compartir historias de las mejores y las peores madres que conocen.

Es como “Gone Girl”, pero en colores claros y vale la pena.

  Comentarios