Alicia Civita

‘Alitta’, la película de Hollywood que seduce al mundo con un inesperado toque latino

Cortesía de 20th Century Fox.
Cortesía de 20th Century Fox.

Robert Rodríguez, Rosa Salazar y Eiza González tienen fascinado al mundo con Alitta Batlle Angel, una película con un inesperado toque latino que ha emocionado a las audiencias de habla hispana.

“Fue un proyecto al que nunca pensé decirle que no. No solo por de quién venía”, nos dijo su director, el estadounidense de origen mexicano Robert Rodríguez. “Representó un trabajo muy intenso pero apasionante, al que pude darle mi toque”.

Rodríguez vino a Miami a presentar la película acompañado de Salazar, de padre peruano, y Josh Landau, el galardonado productor de Hollywood famoso por sus películas Titanic y Avatar, que hizo con James Cameron.

Justamente Alitta, inspirada en una historia del género japonés manga, fue un proyecto por el que Landau y Cameron lucharon durante 20 años, hasta que el director entendió que no tendría tiempo para desarrollarlo y —gracias a una recomendación de Guillermo del Toro— se lo delegaron a Rodríguez.

“Robert comenzó con un guión de 308 páginas y lo redujo a 181”, nos contó Landau con cara de satisfacción. “Fue muy diligente al estudiar también todos los aspectos técnicos necesarios. El resultado fue fantástico”.

El resultado de taquilla le da la razón. Alitta, que ha recaudado más de $150 millones a nivel mundial, cuenta la historia de una robot adolescente que lucha por encontrarse a sí misma tras perder la memoria y caer en un mundo cruento cuyos habitantes son usados y discriminados por un hombre que vive en un supuesto lugar ideal, que flota sobre ellos.

Salazar, quien interpreta a Alitta, tuvo un desafío particular. “Es la primera vez que trabajo con esa tecnología. Llevó su adaptación”, reconoció.

El personaje fue logrado con el sistema de captura de movimiento y luego armado con la ayuda de imágenes creadas con programas computarizados (CGI). Así fue posible darle a Salazar-Alitta la identidad visual del anime. “Cuando vi el resultado quedé fascinada. Soy yo, pero como me vería en un cómic de manga”, indicó la actriz.

Una de las escenas más apasionantes de la cinta es la pelea que tiene con el robot interpretado por la mexicana Eiza González. Ver a dos latinas poderosas en una película de tal magnitud es emocionante y confirma lo que los actores de grupos minoritarios en Hollywood llevan años diciendo: Necesitamos más gente de nuestras comunidades tomando las decisiones.

Rodríguez es uno de ellos y afirmó que “ser latino es parte de mi identidad y es importante reflejarlo”. Lo ha hecho desde que deslumbró a Hollywood con su aclamada película El Mariachi.

En Alitta le dio a Iron City letreros y diálogos en español, y los colores de una ciudad latinoamericana. Es una fiesta tecnológica, visual y muy entretenida. Además, brilla en ella el talento latino. ¿Qué más se puede pedir?

La cinta está en los cines este fin de semana y es para mayores de 7 años.

  Comentarios