Alicia Civita

Wyatt Russell revela por qué muchos hijos de famosos huyen del mundo del espectáculo

Wyatt Russell.
Wyatt Russell. Cortesía

Aunque pareciera que hay muchos hijos de famosos que siguen en el negocio familiar, la mayoría le huye al mundo del espectáculo, según el actor Wyatt Russell. Si no fuera por lo que ama las artes escénicas, él habría sido uno que hubiera escapado de ese mundo, asegura.

“Es un mundo mucho más salvaje de lo que se cree”, dijo a el Nuevo Herald el actor de 32 años, hijo de Kurt Russell y Goldie Hawn. “Para mí lo más difícil es cómo funcionan los que hacen del mundo del espectáculo un negocio. Los que no se paran ante nada para conseguir lo que quieren, incluso si eso implica robar, mentir y hasta usar a los demás”.

Es fácil inferir que la percepción fue formada viendo a sus padres y luego a su hermana mayor, Kate Hudson, lidiando con los intereses en Hollywood. Fue la razón principal que le mantuvo alejado profesionalmente de las cámaras hasta 2010, cuando ya tenía 26 años, a pesar de que su debut en el cine fue cuando aún no había cumplido un año, en Escape from L.A., la icónica película de su papá.

Durante su experiencia en el hockey universitario y profesional se dio cuenta de que las razones que le habían hecho rechazar su parte más creativa “también existen en el resto de las profesiones del mundo”, así que se rindió a la genética y comenzó a dedicarse a la actuación. Sin embargo, ni el apellido ni el físico le hicieron el proceso tan fácil como habría de esperarse y debió esperar hasta 2018 para protagonizar su primer gran papel en Hollywood.

En Overlord, Russell encarna a Ford, un experto en explosivos en la Francia ocupada por los Nazi de 1944. El personaje es tan interesante como el concepto de la película, producida por J.J. Abraham (Lost, Star Wars episode IX, Mission Impossible The Fallout), un híbrido entre drama histórico, ciencia ficción y horror.

No Body is Safe. #OverlordMovie

A post shared by Overlord (@overlordmovie) on

“Trato de no enterarme de qué se está diciendo de mi trabajo”, dijo en referencia a las críticas positivas y negativas de la cinta, que ya está en DVD. “Ni siquiera quiero saber cuando dicen algo bueno. Yo me concentro en hacer lo mejor posible, divertirme y disfrutar del proceso creativo. Uno no puede controlar cómo lo ven los demás”.

Eso no significa que no esté convencido de que “ver Overlord con la familia es divertidísimo”, aseguró. “Si ya los chicos son grandecitos, como con más de 10 años, es una película buenísima para que los padres demuestren lo cool que son con sus conocimientos de historia y su amor por el cine de horror”.

Russell se siente orgulloso de que los efectos especiales hayan sido hechos “a la antigua”, con sangre falsa incluída, nada de tecnología de post-edición. También de formar parte de los esfuerzos por fusionar géneros. Es algo que le acercó a su próximo proyecto, The Woman in the Window, una película de suspenso.

Esto no significa que de vez en cuando no quisiera que Hollywood tuviera menos espinas. “Tengo un hermano que ha hecho tanto por ser normal que hasta es psicólogo”, indicó en referencia a Boston Russell. Por eso, trabaja actualmente en un proyecto que es totalmente familiar. Wyatt Russell está co-produciendo con Mel Gibson y sus padres y hermanos la cinta The Barbary Coast. En ese caso, todo queda en familia.

  Comentarios