Alicia Civita

Activista venezolano Lorent Saleh anuncia que será papá y revela el nombre de su bebé

El activista venezolano y ex preso político Lorent Saleh anunció el jueves desde Madrid con gran emoción que su pareja, María Gabriela Medina, está embarazada de un varón, para el que han escogido el nombre Lorenzo.

“¡Voy a ser papá! ¡Un Lorencito viene en camino!”, escribió Saleh en sus redes sociales. “Moría de ganas por contarles, por gritarlo a viva voz, lo tenía atorado entre pecho y espalda, vibrando de felicidad y queriendo caminar por las paredes”.

¡Voy a ser papá! ¡Un Lorencito viene en camino! Moría de ganas por contarles, por gritarlo a viva voz, lo tenía atorado entre pecho y espalda, vibrando de felicidad y queriendo caminar por las paredes. Pero les confieso que llegué a sentir temor por las reacciones al contarlo - he sentido culpa por sonreír y sentirme feliz sabiendo que muchos están sufriendo ahora. Cuando me metieron en la celda, cerraron la reja y el candado pasaron doble, ahí, abajo en la Tumba, luego de horas de locura, golpes y preguntas, aviones y carreteras, del secuestro en Bogotá y la profunda indignación, cuando por fin estaba ahí, en esa caja bajo tierra, sin ropa y con mucho frío... Retrocediendo, me senté en el colchón, tomé mi cabeza, respiré profundo, agotado, y mi primer pensamiento fue "Dios, no tuve un hijo". Esa seguridad de que morirás ahí adentro, te irás, luego de tanto y todo te irás sin dejar nada y a mi madre llena de dolor. Fue muy duro. Había acabado todo para mí. Un transversal constante pensamiento. La culpa de pensar en todo y todos menos en lo más importante: la familia. Me sentía un miserable hombre en este mundo. Hoy estoy acá vivo, próximo a ser papá junto a una maravillosa y gran mujer, en esto tan grande y ambicioso como lo es levantar un hogar. Busco palabras y estas no alcanzan a describir el sentir en mi corazón, es mucha la emoción. Voy a ser papá. Imaginen la locura. Toda mi vida he amado a los niños, cuando estoy con ellos soy feliz y me entrego a su mundo de colores y fantasía. Los niños me recuerdan el valor de lo genuino y el poder de la imaginación, con ellos aprendo a ser libre y feliz en lo simple. Y es que justamente por ellos fue que decidí defender los derechos humanos y la libertad de las personas todos los días con amor y pasión, porque sí, creo que podemos dejar este mundo un poquito mejor de como lo encontramos al llegar. ¡Un Lorencito viene en camino! Me lleno de susto al saber que esta cosita humana está creciendo y mañana estaremos montando bicicleta, que debo ayudarle a descubrir el mundo y a respetar la vida... Qué gran responsabilidad. Ya entienden por qué mi sonrisa todo el tiempo. ¡Gracias Diosito!

A post shared by Lorent Saleh (@lorentsaleh) on

A sus 30 años, cuatro de los cuales pasó como preso político del régimen de Nicolás Maduro, Saleh no pudo dejar de asociar la buena nueva con su experiencia en prisión y la situación que se vive en Venezuela, donde la ONU ha determinado que siete millones de personas viven una severa crisis humanitaria.

“He sentido culpa por sonreír y sentirme feliz sabiendo que muchos están sufriendo ahora”, reconoció Saleh, uno de los presos políticos más conocidos de Venezuela y una de las voces que con más fuerza ha denunciado las torturas y abusos en las cárceles del país suramericano.

“Cuando me metieron en la celda, cerraron la reja y el candado pasaron doble, ahí, abajo en la Tumba, luego de horas de locura, golpes y preguntas, aviones y carreteras, del secuestro en Bogotá y la profunda indignación, cuando por fin estaba ahí, en esa caja bajo tierra, sin ropa y con mucho frío (...) Retrocediendo, me senté en el colchón, tomé mi cabeza, respiré profundo, agotado, y mi primer pensamiento fue ‘Dios, no tuve un hijo’. Esa seguridad de que morirás ahí adentro, te irás, luego de tanto y todo te irás sin dejar nada y a mi madre llena de dolor. Fue muy duro. Había acabado todo para mí. Un transversal constante pensamiento. La culpa de pensar en todo y todos menos en lo más importante: la familia. Me sentía un miserable hombre en este mundo”, recordó.

“Hoy estoy acá vivo, próximo a ser papá junto a una maravillosa y gran mujer, en esto tan grande y ambicioso como lo es levantar un hogar”, agregó en referencia a su compañera, quien le apoyó durante todo su tiempo de cárcel y torturas. “Busco palabras y estas no alcanzan a describir el sentir en mi corazón, es mucha la emoción”.

Saleh compagina su emoción de futuro padre con la labor de “visibilizar a nivel internacional la grave situación de persecución política, torturas y crímenes de lesa humanidad cometidos contra el pueblo venezolano por el régimen usurpador”, como dijo que le encomendó el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, al que ha expresado su apoyo incondicional.

“La verdad es que no pertenezco a su partido, ni somos del mismo equipo político, pero lo está haciendo bien en medio de la tormenta y la guerra sin cuartel”, dijo.

  Comentarios