Alicia Civita

Lorenza Izzo, la chilena que enamoró a Leonardo di Caprio y Quentin Tarantino

Cortesía de Sony Picture Entertainment
Cortesía de Sony Picture Entertainment

Aunque cuando se habla de la película Once Upon a Time In Hollywood se suelen mencionar solo a sus tres principales estrellas: Brad Pitt, Leonardo di Caprio y Margo Robbie, el elenco también incluye a la actriz chilena Lorenza Izzo, que tiene una participación luminosa como una actriz italiana, al mejor estilo de Gina Lollobrigida y Sophia Loren.

En la historia del director Quentin Tarantino, Izzo, de 29 años, encarna a Francesca Cappuzzi, esposa de Rick Dalton, el personaje de Di Caprio. “Ella es una mujer con una gran personalidad y una gran energía”, nos dijo la actriz, quien se ha destacado en Hollywood por las películas de terror The Green Inferno”, “Knock Knock” y “The House With Clocks In Its Walls”, dirigidas por su ex marido Eli Roth.

En la magistral cinta de Tarantino, Dalton y Capuzzi protagonizan en Italia varias películas dentro de género conocido como “Spaghetti Western” y tras un intenso romance, la diva europea se muda con él a su casa en Los Ángeles.

“Fue increíble trabajar con Quentin y con esos actores, los más profesionales. A veces miraba a mi alrededor y no me lo creía”, indicó.

El personaje de Izzo conforma un trío de roles femeninos que escribió Tarantino en Once Upon a Time In Hollywood para acompañar a Dalton y a su mejor amigo, asistente y doble de acción Cliff Booth (Pitt). Las otras dos son Sharon Tate (Robbie) y Pussycat (Sarah Margaret Qualley), una de las seguidoras del culto de Charles Manson.

“Quentin es conocido por sus personajes femeninos diferentes, fuertes y que hacen cosas muy poco tradicionales”, indicó Izzo. “Francesca es uno de ellos, pero además es divertidísima”.

Este martes vimos un screening en Miami Beach de Once Upon a Time In Hollywood y se entiende por qué la cinta está batiendo récords en la preventa de las entradas. Es la película de Tarantino que ha registrado un mayor índice de compras de tickets por adelantado. No hay dudas de que la campaña de marketing y publicidad que han hecho, con las imágenes cada vez más sexy de Pitt, Di Caprio y Robbie, ha funcionado. La forma en que se ha relacionado la cinta con el asesinato de Sharon Tate también ha ayudado.

Sin embargo, la cinta responde a cada expectativa. Las actuaciones son impecables, el trabajo de fotografía de lo mejor que ha hecho Tarantino. El guión es, sin duda, una de las historias más íntimas que ha creado el director estadounidense. El final, inesperado y criticado por algunos, es perfecto para un hombre que en sus últimos trabajos nos ha mostrado todo lo que le gusta reescribir la historia. Vale la pena ir a verla.

  Comentarios