Alicia Civita

Niños de 13 años se roban el show en ‘Good Boys’, la película con el mejor estreno del verano

Desde la izquierda: Brady Noon, Jacob Tremblay y Keith L. Williams llegan al estreno de ”Good Boys” el 14 de agosto en Westwood, California.
Desde la izquierda: Brady Noon, Jacob Tremblay y Keith L. Williams llegan al estreno de ”Good Boys” el 14 de agosto en Westwood, California. Getty Images

La película Good Boys sorprendió a Hollywood este fin de semana, tener el mejor estreno del verano al superar $21 millones, derrotando a Hobbs & Shaw, el spin-off de Fast and Furious, y arrasando con todas las predicciones de críticos y expertos.

Brady Noon, uno de sus protagonistas, con Jacob Tremblay y Keith L. Williams, nos contó que “lo mejor de hacer la película, a parte de trabajar con amigos, es haber podido pasar semanas diciendo malas palabras. Todas esas palabrotas que no me dejan decir en la casa”.

Y es que justamente, las malas palabras van marcando el camino del trío de niños de 12 años van descubriendo en Good Boys. La cinta con Max (Tremblay), Lucas (Williams) y Thor (Noon) “preparándose” con videos inapropiados en internet para ir a una fiesta “de besos”.

De allí en adelante, los chicos afrontan todo tipo de experiencias —de esas que los padres recomendamos que hay que evitar— en las que lo mejor son sus reacciones. Los tres preadolescentes tienen una química y un talento para la comedia, que muchos adultos pasan carreras tratando de desarrollar.

“Me di cuenta de que eso es lo que quiero, hacer comedia”, indicó Noon, mientras su gemelo, Connor, (con quien compartió el papel de Tommy Darmody en la serie de HBO Boardwalk Empire) trataba de distraerlo y hacerlo reír. La pasó tan bien filmándola, que ha decidido enfocarse en ese tipo de personajes.

El chico de 13 años aseguró que Seth Rogen, uno de los productores, le “enseñó la importancia de ser siempre profesional, aunque estés filmando momentos comiquísimo”. Pero afirmó que tanto él como sus compañeros se tomaron tan en serio sus papeles “que todo el mundo estaba muy bien preparado”.

Aunque tiene un gran éxito en el bolsillo, Noon tiene, por ahora, una vida normal. Ha empezado el octavo grado y nos reveló que hasta ahora el éxito se ha traducido en más atención entre sus compañeros de la escuela, ‘las chicas, eso ha estado muy bien, y los chicos que antes ni me dirigían la palabra, a los que trato de ignorar”, dijo.

Del resto, su mamá le ayuda a escoger su próximo proyecto, mientras él disfruta de las clases de Educación Física y Matemáticas, sus preferidas, y promete que no hará las travesuras de los chicos de Good Boys.

  Comentarios