El pintor Gilberto Marino junto a una de sus obras, en 1997.
El pintor Gilberto Marino junto a una de sus obras, en 1997. Roberto Koltún el Nuevo Herald
El pintor Gilberto Marino junto a una de sus obras, en 1997. Roberto Koltún el Nuevo Herald