Olga Connor

El futuro de Cuba después de los Castro, en Herencia Cultural Cubana

Reverendo Martín Añorga, Esperanza de Varona Rodríguez, Luis Mejer Sarrá y Marcos Antonio Ramos, en la premiación de Herencia Cultural Cubana.
Reverendo Martín Añorga, Esperanza de Varona Rodríguez, Luis Mejer Sarrá y Marcos Antonio Ramos, en la premiación de Herencia Cultural Cubana. Germán Acero

El futuro de Cuba después de los Castro fue el tema de la conferencia que dictó Pedro Roig después de la entrega de los premios de este año de la organización Herencia Cultural Cubana, que se celebró el miércoles 29 de abril en el Big Five Club de Miami.

Antes del discurso se otorgaron estas distinciones al reverendo Martín Añorga, como religioso; a la bibliotecaria emérita de la Cuban Heritage Collection de la Biblioteca de la Universidad de Miami, Esperanza de Varona, cuya hija, Esperanza de Varona Rodríguez, vino a recibirlo; al académico Marcos Antonio Ramos y a una servidora, como periodista y educadora. Luis Mejer Sarrá, presidente de Herencia, y Luis Alberto Sánchez de Bustamante, presidente de la Junta de Directores de Herencia, entregaron los premios que son un trofeo de cristal que vale la pena atesorar y un certificado en el que se ratifica a la persona como miembro emérito de la institución.

Bustamante dijo unas palabras sobre el significado de HCC, antes de que se sirviera el delicioso almuerzo. Esta asociación sin fines de lucro fue creada en Florida, el 22 de enero de 1994, y se dedica a estudiar, preservar y difundir la historia y cultura cubanas anteriores a 1959. Aunque también divulgan en su revista Herencia, en circulación por más de 18 años, material informativo más reciente sobre Cuba y el exilio, atesorado e investigado por sus numerosos colaboradores pro bono. Ver su página en la red para convertirse en miembro de la organización: www.herenciacultural cubana.org

El discurso de Pedro Roig, abogado e historiador, ex director de Radio y TV Martí, y actual investigador adjunto al Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad de Miami, ICCAS, fue ilustrado con unas páginas que tienen las fotos de los implicados en el futuro de Cuba, y que sirven prácticamente de listado para conocer a los posibles herederos después de los Castro. Esto se puede ver también en su totalidad en la red a través de la página de “Cuba, Democracia y Vida”, de Suecia: http://cubademocraciayvida. org/web/

En resumen, Roig planteó que la gerontocracia militar cubana está reciclando a sus hijos en el poder. Habló de las fuerzas armadas (el MINFAR y el MININT), y del control del 65 por ciento de la economía por los militares, y también de los medios de información. En realidad, Cuba ha vuelto a ser una dictadura militar como todas las de América Latina en el pasado, con el agravante de que se ha inscrito en todas las esferas de la sociedad, porque es una dictadura totalitaria. Es un monopolio total del poder.

El conferencista dio en este informe una lista de los militares en el buró político y en el mundo civil, con nombres y fotos. También sitúa todos los puestos del MINFAR, o Ministerio de las Fuerzas Armadas, y el MININT, o Ministerio del Interior. Y constató con datos y referencias exactas la herencia de los privilegios, como los casos del general Alejandro Castro Espín, hijo de Raúl Castro, Fidel Castro Díaz-Balart, hijo de Fidel Castro, y el yerno de Raúl, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, entre otros. No hay ni una sola mujer en estos grupos, por supuesto. Pero hay una ventaja, ninguno tiene la fuerza ni el carisma de Fidel y esto podría dejarlos a todos ellos huérfanos de liderazgo. A la muerte de los hermanos, podría quedar un enorme vacío de poder. Eso es lo que analizó Roig en sus conclusiones, y lo que da la posibilidad de que haya un resquebrajamiento de las firmes estructuras de poder que existen actualmente. • 

olconnor@bellsouth.net

  Comentarios