Olga Connor

El drama en el Ballet Clásico y en novísimo flamenco

La bailarina cubana Yolanda Correa en el papel de Aurora de “La bella durmiente”.
La bailarina cubana Yolanda Correa en el papel de Aurora de “La bella durmiente”. Foto de cortesía

Dos funciones de danza este fin de semana nos llevan al drama, en primer lugar en un ballet de alta raigambre y popularidad de siglos, llevado a escena ahora por el Cuban Classical Ballet of Miami, CCBM. En el otro extremo del péndulo, Ilisa Rosal, directora del Ballet Flamenco La Rosa, nos entrega un capítulo más de su serie de obras de teatro llevados al estilo del flamenco.

YOLANDA CORREA EN “LA BELLA DURMIENTE”

“El personaje de Aurora es fácil de interpretar, pero muy difícil de ejecutar”, dice desde otros puertos Yolanda Correa, la primera bailarina cubana del Ballet Nacional de Noruega, que protagonizará “Las bodas de Aurora”, del tercer acto del ballet clásico La bella durmiente, con música de Chaikovsky, y basado en el cuento de hadas del mismo nombre. Será en la Gala del Ballet Clásico Cubano de Miami, CCBM por sus siglas en inglés, este sábado 9 de junio, a las 8 de la noche.

La función tendrá lugar en el Miami Dade County Auditorium donde se le hará un reconocimiento póstumo al fundador de esta compañía, Pedro Pablo Peña. El dejó preparado anteriormente este programa, informa Eriberto Jiménez, el nuevo director artístico del CCBM, que consistirá de una primera parte con la Suite Lecuona, coreografía de Jiménez, sobre temas de Ernesto Lecuona.

“En La bella durmiente, el papel del príncipe Désiré lo interpretará el bailarín principal Sterling Baca, del Pennsylvania Ballet”, dice Jiménez, “él participó en el Festival Internacional de Ballet de Miami en 2017, bailando el ‘pas de deux’ de La bella durmiente, precisamente”. Baca es en verdad un bellísimo ejemplo de príncipe con gran agilidad artística, que ha comentado que tiene de modelos en el arte a dos leyendas hispanas, el español Angel Corella y el cubano Fernando Bujones.

Correa comenta que esta obra tiene gran popularidad en el mundo infantil y en el universo del ballet. “La bella durmiente es una joya del repertorio clásico y pienso que es el ballet más difícil. Tan puro y transparente que cualquier error es difícil de ocultar”, admite. “Me encanta su música y su coreografía. Vivir el cuento de hadas, a cada momento, y creer en él. Pero es a su vez muy exigente y exhaustivo, y bailarlo con ligereza, estilo y gracia es el mayor reto”.

Ella hizo la versión de Alicia Alonso de La bella durmiente en Cuba, con el Ballet Nacional, donde hizo su debut como Aurora. Y luego la de Cynthia Harvey con el Ballet Nacional de Noruega. “Ambas son muy convencionales, basadas en la original de Marius Petipa”, describe la bailarina. “Cuando empecé a trabajar con ‘La bella’ tuve la suerte de asistir a una grabación de Josefina Méndez y otra de Ofelia González, ambas interpretando Aurora, me sentí afortunada de que tal grabación de bailarinas y maestras de la danza que siempre he admirado existiera. Esa época fue dorada pero en esta también hay bailarinas que admiro y sigo continuamente, y de quién aprendo cada vez que las veo bailar: como Marianela Núñez, principal del Royal Ballet de Londres”.

La vida de Correa comenzó en Holguín, provincia oriental de Cuba, y luego saltó al Ballet Nacional de Cuba en La Habana. Ha recibido el Premio Positano 2012 como la Mejor bailarina joven en la escena internacional. Y en 2014 el Premio Tom Wilhelmsen de Ópera y Ballet. “He tenido la oportunidad de bailar mucho del repertorio clásico y contemporáneo. Y he disfrutado ambos. Pero siempre seré una bailarina clásica de formación clásica”, afirma Correa.

“VERANO Y HUMO” A LO FLAMENCO LA ROSA

DSC_0167.JPG
El bailarín internacional Eloy Aguilar con la bailarina Mayelú Pérez, en la obra “Verano y humo” del Ballet Flamenco La Rosa. Ballet Flamenco La Rosa Foto de cortesía

En 2017, llevó al flamenco la obra Casa de muñecas, de Henrik Ibsen, estrenada en 1879 pero que sigue teniendo vigencia. En 2016 fue La Gaviota, inspirada en la pieza dramática del autor ruso Anton Chehov. En 2015, un drama del escritor sueco August Strindberg titulado El Padre, escrito en 1887.

Fueron ideas originales para una serie dramática que comenzó en 1990 con Las mujeres de Troya, una obra del teatro clásico. Pero su autora y productora Ilisa Rosal solo pudo continuar interpretando esta idea con su compañía de danza, Ballet Flamenco La Rosa, cuando encontró fondos para realizarla. Este año se atreve con una obra de un autor norteamericano, Tennessee Williams, titulada Verano y humo, que trata de una espiritual e inestable protagonista, Alma, que busca un amor platónico, pero al encontrarse con el médico Juan, que conocía y amaba desde niña, se topa con sus deseos carnales y su escepticismo, y surge el conflicto. Se presentará el sábado 9 a las 8 p.m., y el domingo 10 a las 3 p.m., en el Colony Theatre.

Rosal nos cuenta que la obra contará con 14 bailarines y dos músicos. Como en los anteriores de la serie, el proceso comienza con el guión, que incluye varias escenas. Luego se reúne por skype con los bailarines principales, Raquel Lamadrid y Eloy Aguilar, el guitarrista Jesús Núñez y la cantaora Alicia Morales para realizar la obra en conjunto.

“Lo importante es escoger qué palos de flamenco serán usados para cada escena”, explica Rosal. “Creo que el flamenco tiene la sutileza y la intensidad para interpretar una obra teatral tan resonante y compleja como Verano y humo”.

Gala del Ballet Clásico Cubano de Miami, el sábado 9 de junio, a las 8 p.m., en el Miami Dade County Auditorium. Los boletos se encuentran a la venta en ticketmaster.com y en la taquilla del teatro 305-547-5414.

“Verano y humo”, Ballet Flamenco La Rosa, sábado 9 de junio a las 8 p.m., y domingo 10 de junio a las 3 p.m., en el Colony Theatre, 1040 Lincoln Rd, Miami Beach, FL 33139 Entradas: $25; Estudiantes y mayores en edad $20, si se compran por adelantado. Teléfono: (800) 211-1414.
  Comentarios