Olga Connor

José Luis Rodríguez habla con ‘El Puma’

José Luis Rodríguez ‘El Puma’ con su esposa Carolina (der.) y su hija, la actriz Génesis Rodríguez, en la presentación del libro de memorias ‘El Puma y yo’ en el Caffe Abbracci.
José Luis Rodríguez ‘El Puma’ con su esposa Carolina (der.) y su hija, la actriz Génesis Rodríguez, en la presentación del libro de memorias ‘El Puma y yo’ en el Caffe Abbracci. el Nuevo Herald

“No vayan a otro lado a comprar el libro, cómprenlo en Amazon.com”. Así aconsejó el gran cantante y actor José Luis Rodríguez, “El Puma”, al gran grupo de periodistas, fotógrafos, editores y amigos que se reunieron en Caffe Abbracci, con la presencia de su propietario Nino Pernetti, para celebrar la publicación de sus memorias. Allí también estaba el alcalde de Miami Tomás Regalado, quien le entregó las llaves de la

ciudad.

Publicado por Plaza Editorial, Inc., con diseño de portada, maquetas y diseño interior de Jorge Mota, y titulado El Puma y yo, el libro de sus memorias es un compendio de fotos y conversaciones imaginarias con el público, como nos advierte en su introducción: “Este libro no pretende ser una biografía, sino apuntes y reflexiones que escribí como una serie de conversaciones con un amigo imaginario, alguien que en mi mente representa los miles de personas que de una manera u otra han tocado mi vida, y yo las de ellos. En el mismo, las ideas y reflexiones se mezclan con los recuerdos, sin otra intención que, de una manera espontánea y honesta, compartirlos con quien siempre ha sido mi mejor amigo: mi público. Parte importante del libro son las fotografías que publico en dos apéndices. Ellas son un recorrido visual por este camino que me ha tocado vivir y que espero también a ustedes les haga recordar y reflexionar. Con cariño, José Luis Rodríguez ‘El Puma’ ”.

El alter ego

Pero yo interpreto que son también reflexiones con su otro yo, el que representó en una telenovela que le valió el sobrenombre que para siempre lo identificaría ante sus fanáticos. Esto lo cuenta en el capítulo titulado José Luis al servicio de El Puma. “El alter ego, el otro yo, la otra personalidad es una materia muy tratada por sicólogos y literatos. Yo he sido yo, José Luis Rodríguez, el hijo de Ana González, viuda de Rodríguez, y yo, El Puma, el hijo del cariño de las multitudes”. Lo que cambió su vida fue la novela en Venezuela de la cubana Delia Fiallo (cuya foto con él aparece en el libro), Una muchacha llamada Milagros, en la que él era Omar Contreras alias “El Puma”, que se inspiró en una canción de Sandro. Un personaje mágico para él, dijo, y también amo suyo, porque hace muchos años que trabaja para “El Puma” y para la gloria de su imagen.

Me encantó también lo que publicó en la contraportada: “A todos mis hermanos, los que se fueron y los que están, la ecuación no es difícil: Entramos, salimos, nacemos, morimos. Transitamos, no nos quedamos. Administramos, no poseemos. Yo tengo y lo mío no existe. A todos los amé y admiré. Hasta siempre, nos seguiremos viendo…”

Porque esos sentimientos reflejan la personalidad pública de “El Puma”, de quien estuve editando las reseñas y entrevistas a principios de los años 1980 en las revistas Vanidades y Cosmopolitan, de Editorial América, ahora Televisa, donde se cubrían todas sus actividades. Entre ellas, una entrevista que le hice al que fue su mánager Héctor Maselli, para Cosmopolitan, cuando la dirigía Cristina Saralegui.

Lo político

José Luis Rodríguez está igualito físicamente y más maduro de mente y espíritu aún. Porque él siempre ha demostrado su preocupación social y espiritual, que está por encima de lo material. Recordó perfectamente cómo Mirta Blanco, que era entonces directora de Vanidades, lo hizo sexy para los lectores de esa revista. Esa foto en la playa, en trusa, está incluida en el libro. A pesar de ser él tan serio. Y es algo increíble que se mantenga tan atlético. Pero de eso también predica, y sobre cómo es que hay que controlarse en lo económico y en lo físico, en el capítulo José Luis toma el control.

En un aparte habló con el editor Mota, con el historiador español Arturo Rodríguez López-Abadía, y conmigo, sobre la situación mundial en el Medio Oriente. Que el mundo estaba de parto, dijo, preocupado ante los acontecimientos internacionales, pero sobre todo lo está en el caso de su país. En el capítulo La ecuación del mando se refiere a Cuba y a Venezuela. Critica el militarismo y los modelos autoritarios que imperan en ambos países. “Además de crear odio y división entre la gente, lo peor que hizo Hugo Chávez fue militarizar todo el gobierno”, dijo. También escribe de otros países, como Colombia, Argentina y Chile.

Lo espiritual

Una de las cosas más importantes en su vida han sido sus encuentros con lo sobrenatural y su respeto por el mundo trascendental. Uno de esos encuentros fue con su propia amante de adolescente, Beatriz, que al verlo le dijo “tú eres un príncipe indio”. Es una historia impresionante.

Después fue la influencia de su madre, quien lo llevó a una iglesia cristiana, habla de su conversión y de la forma en que comenzó a cantar canciones cristianas, incluso en clubes. Más tarde cuenta sobre su amigo, el psíquico venezolano Enrique Rodolfo, que le habló de “Sai Baba, un espíritu reencarnado en la India”.

De todo esto y más habla el libro, de sus esposas y de toda su familia, porque es un recuento vital, que incluye expresar los problemas de su enfermedad. Son confesiones difíciles de sus experiencias, pero dichas de forma entretenida, que acercan al lector al ser humano que es José Luis Rodríguez, más allá de la historia de la carrera, la del extraordinario “El Puma”. • 

olconnor@bellsouth.net

  Comentarios