Olga Connor

Viva CasaCuba, un tributo a los logros del exilio cubano en FIU

Modelo de la que será la sede de CasaCuba, en el campus Modesto A. Maidique de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) en Miami.
Modelo de la que será la sede de CasaCuba, en el campus Modesto A. Maidique de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) en Miami. Cortesía: Universidad Internacional de Florida (FIU)

La semana anterior, 26 de septiembre, se confirmó el nombramiento de María Carla Chicuén como directora ejecutiva y fundadora de CasaCuba en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). De esta forma se le dio comienzo oficial a las funciones de esta nueva y significativa organización.

La importancia es capital para la comunidad cubana de Miami y del exilio en general, que debiera apoyarla con todo entusiasmo. En 1971 visité un incipiente campus de la universidad en la calle 107 del suroeste de Miami, con muy pocas construcciones y algunas estructuras temporales para albergar a los nuevos profesores. En 1986 ya había crecido notablemente y volví para escribir una entrevista para la revista Selecta de su nuevo presidente, el ingeniero eléctrico cubano Modesto A. Maidique.

Bajo su dirección de 23 años hubo una ampliación extraordinaria de esta institución, que ya otorgaba doctorados en diferentes disciplinas y con carreras como la de Derecho, Ingeniería y Arquitectura, todas de alto prestigio, y los preparativos para una escuela de Medicina desde 2006, que comenzó en 2009. Pero también ha sido un triunfo para el exilio cubano, que fue ampliamente acogido y que tenía en él a un digno y brillante representante en el ámbito de los altos estudios.

Muchos de nuestros hijos o nietos han estudiado allí, porque es una universidad para el pueblo que incluye a personas de todos los recursos económicos. Y los estudios cubanos han proliferado en el Cuban Research Institute (CRI, Instituto de Investigaciones Cubanas), fundado en 1991, y dirigido ahora por el doctor Jorge Duany, profesor cubano que nos llegó de Puerto Rico.

El CRI será piedra angular de este establecimiento, que se ubicará en un edificio de 50,000 pies cuadrados en el campus principal de FIU denominado muy justamente Modesto A. Maidique. Y de momento en esas oficinas está ubicada Chicuén.

“CasaCuba es una iniciativa de FIU que comenzó a desarrollarse en el año 2015 con la visión de crear un centro de excelencia para fomentar el conocimiento de la cultura cubana, a nivel global, mediante la educación, la investigación, el foro público y las artes”, anotó la recién nombrada directora.

Ya mucho se ha avanzado en este proyecto desde hace tiempo. “Más de 50 miembros del claustro de profesores de FIU, en varias disciplinas, se especializan en Cuba”, contó Chicuén. “Es la universidad estadounidense con más estudiantes y egresados de origen cubano. FIU es un centro líder en el estudio y la preservación de la cultura cubana”.

CasaCuba es más que un edificio y está íntimamente relacionada con el CRI, pero hay diferencias. “La misión del CRI es crear y difundir el conocimiento sobre Cuba y su diáspora. La misión de CasaCuba es construir un centro global de información en torno a los asuntos cubanos y cubanoamericanos”, expresó el director del CRI. “Yo veo mi trabajo más vinculado a los profesores e investigadores, mientras que María Carla está trabajando más de cerca con los miembros de la comunidad no académica”.

“Cuando se construya el edificio de CasaCuba, el Instituto se mudará para el nuevo espacio”, informó Duany. “Estamos colaborando de numerosas formas, como el diseño del edificio, la planificación de actividades conjuntas, la comunicación con miembros de la facultad y de la comunidad y la búsqueda de fuentes de financiamiento”.

CasaCubaChicuen18.jpg
María Carla Chicuén, directora ejecutiva y fundadora de CasaCuba.

Chicuén tiene todos los méritos para dirigir esa institución por sus estudios, su experiencia y por su contribución a la comunidad, con un libro que salió publicado en 2016, Achieve the College Dream: You Don’t Need to be Rich to Attend a Top School (Rowman & Littlefield). Es una especie de guía para aspirantes a becas en universidades importantes, que da más que instrucciones detalladas para interesar a los oficiales de admisiones.

Ella llegó de Cuba a Estados Unidos como adolescente sabiendo poco inglés, y terminó estudiando en Harvard University. Luego obtuvo un Masters en el London School of Economics y trabajó como consultora en el World Bank y el Inter-American Development Bank. Fue además coordinadora de proyectos especiales en la oficina del presidente de Miami Dade College, doctor Eduardo Padrón.

Esta nueva institución cuenta con una junta asesora, dentro de la cual se incluyen líderes muy reconocidos de la comunidad, tales como el presidente Agustín Arellano Sr., y el vicepresidente Ray Rodríguez. Hay mayor información sobre los miembros de la Junta y cómo colaborar y asociarse con CasaCuba en la red.

Será motivo de alegría y satisfacción cuando veamos ya en funciones el flamante edificio a la entrada de la Universidad Internacional de la Florida, como un tributo y reconocimiento a los logros del exilio cubano.

  Comentarios