Olga Connor

OLGA CONNOR: Notas Globales, Respuestas a la vida en el universo

Eddie Redmayne, nominado al Oscar por su interpretación de Stephen Hawking, en ‘The Theory of Everything’, que a su vez está nominado como Mejor película.
Eddie Redmayne, nominado al Oscar por su interpretación de Stephen Hawking, en ‘The Theory of Everything’, que a su vez está nominado como Mejor película. AP/Focus Features

La mayoría de las discusiones sobre los premios Oscar para mejor filme se centran en American Sniper, que ya ganó en la categoría de películas los SAG Awards el 25 de enero. Pero en la categoría de mejor actor, Eddie Redmayne, que interpreta al científico Stephen Hawking en The Theory of Everything (La teoría del todo), se ha llevado el galardón en los SAG, el de Cinema Vanguard del Festival Internacional de Cine de Santa Barbara y el de los Golden Globe Awards.

Por todas estas instancias se pronostica como el ganador del Oscar en la misma categoría. Pero era de esperarse al ver su actuación, como un minusválido que sufre de esclerosis lateral amiotrófica, y que tiene una presencia difícil de imitar, por lo retorcido de sus brazos y piernas, pero de ojos brillantes, de buen humor y con mucha fama, por razones poco comprensibles para la mayoría de los mortales, porque es en el terreno de la física.

Sin embargo, la excelente y premiada actuación de Redmayne tiene mucho más que ver con esa figura de minusválido, que se ha hecho famoso por su cerebro, a pesar de sus condiciones de impedimentos musculares. Más dramático aun es que tenga que hablar a través de una computadora, por la traqueotomía que le hicieron cuando se enfermó con neumonía en Burdeos, Francia. Esta computadora tiene un sintetizador de voz y con esto pudo escribir Hawking A Brief History of Time, un best seller internacional. Es un sistema Intel, que según él ha explicado, predice sus próximas palabras, una especie de inteligencia artificial, IA. A pesar de que le ha ayudado a hablar, el científico le teme a la IA, porque previene que podría seguir rediseñándose a sí misma en futuros robots, y los humanos no podrían competir con ellos.

Precisamente, algunos críticos de cine han anotado que lo que lo hizo famoso es lo que no se puede ver claramente en la película. ¿Cuántas personas entienden de física? Hawking ha sido un genio que nos ha ayudado a preguntarnos y a darnos respuestas sobre nuestra vida y la del universo en que vivimos. Ha buscado la razón del origen del universo. Y ha regresado con algunas respuestas. En la cinta, el director busca una metáfora que me parece alucinante, cuando el actor mira fijamente el fuego en la chimenea y piensa en los agujeros negros, esas estrellas al revés, con un poder gravitacional tan fuerte que absorben toda la energía que se les acerque en el espacio. Es sobre esto que pensó y trabajó sus tesis, que lo han elevado al nivel de genio frente a la sociedad científica.

En 1974 Hawking encontró que la materia y la energía pueden escaparse de un agujero negro, algo que se conoce como la radiación Hawking. Pero la radiación estaría tan revuelta que los científicos no podrían reconstruir lo que cayó en el agujero negro. Esta idea viola un principio de la teoría cuántica, que dice que la información no puede ser destruida. En el 2004, Hawking cambió de idea y dijo que estaba equivocado. El problema ha sido la contraposición entre las teorías de Einstein sobre la relatividad y las teorías cuánticas.

De nuevo cambió en enero del 2014, con un trabajo titulado, de modo humorístico, Preservación de la información y pronósticos climáticos para los agujeros negros, en el que trató de resolver este dilema. Pero no podemos entender sus palabras si no aprendemos primero ciertos conceptos acerca de la gravedad y los agujeros negros. Para lo cual recomiendo a alguien que se ha enfrentado a Hawking; se trata del físico Leonard Susskind, que escribió un texto popularizador: The Black Hole War: My Battle with Stephen Hawking to Make the World Safe for Quantum Mechanics.

Actualmente, Hawking proclama que lo que importa más de todo el conocimiento es la ciencia. Y ya lo había dicho Octavio Paz en la entrevista que le hice en 1996 para este periódico, y que se ha vuelto a reproducir –con más citas suyas que no se pudieron publicar entonces, por la extensión de la entrevista. Está en la revista internacional Digilec.es y en Academia.edu.

“Lo que tendría que hacer la filosofía en este momento es la crítica de la ciencia, pero no ignorarla”, dijo Paz, quien se basó en Heidegger para sus teorías estéticas. “Hemos tenido la influencia más bien nefasta de todos estos últimos vástagos de Heidegger, que son los de las universidades francesas, Derrida, Lyotard, Foucault, que son gente inteligente, no cabe duda, pero que no tienen rigor científico, ni rigor lógico, y en los cuales el verbalismo, la elocuencia, es mayor que la coherencia filosófica”.

La ciencia ha venido a responder las preguntas que se hacía la filosofía. En la conferencia del Zeitgeist de Google de 2011, Hawking fue más allá y dijo: “la filosofía está muerta”. Porque los filósofos “no se han enterado de los desarrollos de la ciencia”, y son los científicos “los que llevan la antorcha de nuestra búsqueda del conocimiento”. Porque hoy tenemos una visión muy diferente del universo y de nuestro sitio en el mismo.

La filosofía occidental fue un modo de racionalizar la visión del universo y disipar la fantasía de los mitos. Pero la ciencia que le siguió es el descubrimiento genial del pensamiento occidental. Gente como Newton y Einstein son los precedentes de Hawking, los verdaderos héroes de nuestra época moderna.

He aquí una persona que es más que ninguna otra en el universo: es un puro cerebro. Es un milagro que haya tenido hijos, que haya tenido una vida de familia, lo que se ve en la película. Pero más aun que haya demostrado que ser minusválido no significa estar impedido de contribuir con las más grandes señales de conocimiento al planeta entero. El es una antorcha para todos los discriminados del mundo, en particular los discapacitados. Pues si alguien ve a Hawking sin saber lo que él significa para la historia del pensamiento solo tendría lástima por él o compasión, pero no le daría la dignidad con que se le representa en esta película. Por eso voto por el Oscar para el actor y también para la cinta, por su mensaje.

olconnor@bellsouth.net

  Comentarios