Olga Connor

Aida Levitan, impulsora de las artes

Aida Levitan muestra una foto de cuando estudiaba High School, en ‘Viernes de Tertulia’, que organiza el escritor Luis De La Paz, en la sede de Miami Hispanic Cultural Art Center.
Aida Levitan muestra una foto de cuando estudiaba High School, en ‘Viernes de Tertulia’, que organiza el escritor Luis De La Paz, en la sede de Miami Hispanic Cultural Art Center. el Nuevo Herald

Para los que no conocen a Aida Levitan les diremos que es una experta en publicidad, relaciones públicas y mercadeo, y doctora en Letras de la Universidad de Emory en Atlanta, quien jamás confesaría su vida en público.

La razón es obvia, una persona en altas posiciones como las que ella ha llegado a alcanzar trata de guardar sus secretos. Como dice el refrán popular: “Eres dueña de lo que callas y esclava de lo que cuentas”. Esta vez Aida Levitan contó más de lo que yo pensaba, pero menos de lo que deseaba. Siempre hay curiosidad por saber cómo se las arregla en el ámbito amoroso quien llega a triunfar en el profesional. Y es natural, no nos dijo nada de lo que podríamos publicar en uno de esos programas de “salsa rosa” en España.Viernes de tertulia

Sus supuestas confesiones eran para un encuentro de Viernes de Tertulia, que originalmente se llamó “Encuentros en la Casona”, del mes de enero, con Luis de la Paz, en la mansión que alberga Creation Art Center, organización que preside Pedro Pablo Peña, director general del Miami Hispanic Cultural Art Center.

La idea de De la Paz en estas entrevistas es guardar para el futuro una historia oral de las personas que hacen y patrocinan la cultura de Miami. Levitan trajo una presentación visual de sus fotos desde la niñez. Dijo que era de una familia de clase media cubana y vivía en el barrio del Nuevo Vedado en La Habana, con vecinos que trascendieron, como el gran poeta Virgilio Piñera y su hermana Luisa. Su mamá quiso que ella fuera a un buen colegio y la envió a The Phillips School, donde se estudiaba inglés por la mañana y español por la tarde.

En 1961 llegó a Miami como parte de la operación Pedro Pan, a los 13 años. Al principio se sintió como la Cenicienta, porque la hacían fregar en la casa donde la ubicaron, pero pronto llegó su mamá. Aunque no tenían un centavo se mudaron a Collins Avenue, porque su mamá averiguó que allí había un colegio parecido al Phillips. Recordó a Roberto Díaz de Villegas, su padrino, que fue un mentor para ella, porque su padre no se ocupaba de la familia. Recordó también el “refugio”, la Torre de la Libertad y su leche en polvo y el famoso Spam.

Después de la secundaria Aida pudo ir a la Universidad de Miami con una beca. Allí se graduó y después obtuvo el Ph.D. en Emory, porque desde pequeña su vocación era la de ser doctora en filosofía y letras. Volvió a Miami y fue nombrada directora de asuntos latinos en las oficinas de la ciudad de Miami, precisamente cuando llegó el éxodo del Mariel. Aunque tuvo experiencias con una cantidad de trabajos, como enseñar español a la policía de Miami, inglés como segundo idioma en el College, y participar en la organización de las fiestas de la hispanidad.

Habló de su hijo Alex Fumero, que hoy está en Los Angeles produciendo cine. Y de quien fue su socio en el negocio que fundaron en 1986, Fausto Sánchez. Sánchez & Levitan se convirtió en una de las firmas más importantes de publicidad en el mercado hispano, que luego fue a formar parte de Publicis Groupe, una agencia multinacional de publicidad y relaciones públicas. Publicis Sánchez & Levitan, Inc. fue adquirida por Bromley Communications el 24 de febrero de 2004. Levitan estuvo con esta firma como vicedirectora y jefe de comunicaciones, hasta enero de 2005, colaborando para transformarla en la agencia número uno en los anuncios hispanos, según las listas de Advertising Age del año 2003.Promoción cultural

Debido a que Aida Levitan estaba trabajando para la ciudad cuando llegó el éxodo del Mariel, en 1980, se ocupó de recibir a varios grupos, y mencionó la revista Mariel, y a los varios artistas que llegaron, comentando que fue una forma de volver a conectarse con Cuba.

Sus promociones culturales comenzaron con Hispanic Events, Inc., una sociedad sin fines de lucro, que organizó la segunda Feria de Sevilla en Key Biscayne en 1995, a la que asistió Celia Cruz, y que atrajo a 10,000 personas y artistas de España. Y luego la Feria de España en 1997, en Miami. Recordó además la película que hicieron con Israel Cachao López y Andy García en 1994.

Esencialmente promotora de eventos y organizaciones, The Levitan Group, Inc. es su nueva firma, para ofrecer servicio de consultoría a compañías como Aetna y el Puerto de Bilbao, en España. Además, recientemente Levitan fue nombrada miembro de la junta de directivos del U.S. Century Bank.

En 2008 fundó Editorial Ultramar para publicar poesía. Pero su hijo Alex Fumero le sugirió que cambiara el nombre de la corporación y la titulara Artes Miami, Inc., que es el nombre que usa ahora. Ultramar ha publicado varias obras, como La ciudad de la unidad posible, y presentó en otoño pasado el libro de Janisset Rivero, Testigos de la noche, en la Casa de América en Madrid.

Levitan es parte del comité de asesores de varias importantes instituciones como el Smithsonian Latino Center, Friends of the National Museum of the American Latino; el Perez Art Museum de Miami, y del Miami’s Spanish Cultural Center. En el 2011 obtuvo un puesto en el Public Communications Committee of the National Museum of the American Latino Commission. En este diario se pueden leer sus crónicas de viaje, y en Radio Mambí se le escucha en el programa Herencia. • 

olconnor@bellsouth.net

  Comentarios