Gente

El Billy Elliot hispano de Broadway tuvo que aprender inglés para el papel

El bailarín de origen cubano David lvarez tuvo que aprender inglés y simular acento británico para ponerse en la piel del protagonista de la obra "Billy Elliot'', que triunfa estos días en Broadway con música de Elton John.

''Tuve que aprender inglés bien, porque mis lenguas son el español y el francés'', reconoció en una entrevista a Efe el joven de 14 años, uno de los tres bailarines que protagonizan la versión musical de "Billy Elliot'', cinta en la que el director británico Stephen Daldry contó en 2000 la lucha de un niño por dedicarse al ballet.

Nacido en Montreal en 1994 en el seno de una familia cubana, lvarez no hablaba con fluidez el inglés cuando le surgió la oportunidad de debutar en Broadway, por lo que, para preparar su audición, tuvo que incluir, además de clases de claqué o ejercicios acrobáticos, lecciones de ese idioma.

El bailarín reconoció que formar parte del proyecto fue "toda una sorpresa'' para él y se mostró convencido de que su presencia en el reparto de "Billy Elliot, el Musical'', se debe en mayor medida a una apuesta personal del director.

''No tengo ni idea de por qué me escogieron, pero sé que fue gracias a Stephen, que tuvo fe en mí y me dio esta oportunidad'', dijo lvarez en referencia al conocido director de películas tan exitosas como "Las Horas'' (2000) o la reciente "The Reader'', y que se encarga también de dirigir la versión teatral de "Billy Elliot''.

Según lvarez, que es alumno de la prestigiosa escuela del American Ballet Theater en Nueva York, para entrar en los parámetros de Billy Elliot necesitaba "aprender claqué, actuación, canto y todas esas cosas que nunca había hecho''.

El joven, cuyo amor por la danza le viene desde bien pequeño, recuerda con exactitud las interminables horas que dedicó a perfeccionar sus técnicas de baile, de actuación y ‘‘también de inglés'', por lo que, hasta que el pasado marzo no le comunicaron que sería ‘‘uno de los Billys'', no las tenía todas consigo para llegar a Broadway.

''Estar en este musical me encanta, porque nunca antes había hecho algo como esto. Siempre eran cosas más pequeñas, de ballet o piano, pero nada tan grande'', explicó lvarez, quien confesó que el consejo que siempre le da Elton John es "el de persistir y siempre ver las cosas de una manera positiva''.

El joven amante de la danza, a quien le sorprende tener seguidores de su trabajo que lo esperan a la salida de cada función, se reconoce en parte representado por el personaje de Billy Elliot.

''Nos parecemos en que él siempre quiere bailar y yo también, y él siempre persigue su sueño, y yo sólo trabajo para conseguir el mío'', aseveró lvarez, que reconoce que buena parte de su éxito personal se debe a la ayuda de unos padres que lo han apoyado de forma constante.

Al contrario que el Billy Elliot del musical y de la película, lvarez aseguró que jamás tuvo que luchar para dedicarse al ballet y que su familia se mostró en todo momento comprensiva con sus necesidades artísticas.

''Para mí es imposible llegar a algún sitio sin que tu familia te apoye al cien por cien. Es muy duro y siempre necesitas a una familia que te apoye en todo, y la mía lo ha hecho'', explicó el joven bailarín, tras reconocer que el hecho de que su madre, Yanek González, fuera actriz en su Cuba natal puso las cosas más fáciles.

''Pero lo de la danza nació en mí, porque mi familia entera no sabe nada de danza'', reconoció este joven admirador de bailarines de la talla del cubano Fernando Bujones o el español ngel Corella, cuyo sueño es "siempre ir adelante, jamás mirar atrás y llegar lo más alto que pueda''.

El joven, sin embargo, aseguró que, cuando acabe "Billy Elliot, el Musical'', no planea seguir en el teatro ni probar suerte con otras obras musicales, ya que, aunque se haya tratado de "una experiencia única y muy buena'', quiere seguir estudiando danza y convertirse algún día en coreógrafo.

  Comentarios