Gente

Y el idioma del Oscar es...

Turistas observan la alfombra roja a las afueras del teatro Kodak en Hollywood, Los Angeles (EE.UU.), en donde se celebrará la edición 81 de los Premios Oscar de la Academia.
Turistas observan la alfombra roja a las afueras del teatro Kodak en Hollywood, Los Angeles (EE.UU.), en donde se celebrará la edición 81 de los Premios Oscar de la Academia. EFE

Es indiscutible que la entrega de premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS por su siglas en inglés) es el momento supremo de la trayectoria de cualquier artista, director o productor de la industria fílmica mundial. Una nominación al Oscar puede darle impulso a cualquier carrera y resucitar cintas que desaparecieron en la taquilla.

En estos premios existe una categoría cuyo nombre es anticuado y hasta desacertado: Best Foreign Language Film (Mejor Película en Lengua Extranjera). La categoría no existía antes de 1956. Previamente --desde 1948 y 1949 con el reconocimiento de la italiana Shoeshine de Vittorio De Sica y la francesa Monsieur Vincent de Maurice Cloche, respectivamente-- se destacaban cintas sobresalientes de otros países con una estatuilla honorífica.

Con la decadencia en la calidad de muchas producciones de Hollywood en la década de 1950 y la creciente popularidad mundial de cineastas como Renoir, Rossellini, De Sica, Fellini, Visconti, Kurosawa, Bergman, entre otros, que estaban creando sus respectivos nichos en el circuito de ''cine de arte'', hubiera sido absurdo no reconocer consistentemente las obras de eminentes realizadores que trabajaban fuera de Hollywood y que generalmente estaban produciendo películas de alta calidad y con bajos recursos.

Un comité especial de la AMPAS nomina las cintas seleccionadas oficialmente por sus respectivos países para competir en esta importante categoría. Este año las contrincantes son Der Baader Meinhof Komplex, de Alemania; Entre les murs, de Francia; Revanche, de Austria; Okuribito, de Japón y Vals Im Bashir, de Israel.

Por supuesto, ignorar los logros del cine internacional sería ridículo. El hecho de que una institución tan prestigiosa como la AMPAS le otorgue lo que sin lugar a dudas es el galardón más codiciado en la industria de cine mundial --el Oscar no tiene equivalentes-- a producciones extranjeras es sumamente admirable, por no decir vital.

Pero existe cierta ''confusión'' con la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera. ¿Por qué es necesario especificar ``Lengua Extranjera''?

La impresión que dicha connotación pudiera dar es la de un ''egocentrismo hollywoodense'' que descarta ciertas verdades históricas y universales. Una de ellas es que Estados Unidos no cuenta con un idioma oficial, aunque el inglés es el que obviamente prevalece. Por otra parte, California, como otros estados, sí adoptó el inglés como idioma oficial a mediados de la década de los años 80.

Sin embargo, que una organización tan respetada como la AMPAS, cuyo impacto trasciende las fronteras de California y que es reconocida como una influyente entidad estadounidense a nivel internacional, le otorgue un Oscar a una producción bajo la categoría de Mejor Película de ''Lengua'' Extranjera quizás pudiera darles a algunos la errónea impresión de que el inglés sí es la lengua oficial de esta gran nación ''fundada'' por inmigrantes.

Inglaterra es un país extranjero, obviamente, como lo son Irlanda, Canadá, Australia, entre otras regiones en las que el inglés abunda dentro de diversas poblaciones. Debido a que en éstas y otras naciones extranjeras se habla la lengua de Shakespeare --sin excluir ciertos dialectos como existen en prácticamente todos lo países-- sus películas en inglés no calificarían para la categoría de Best Foreign Language Film, aunque sí serían elegibles para otras categorías siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por la Academia para ser elegible a una nominación. Una de las raras cintas del Reino Unido que sí fue nominada en dicha categoría es Solomon and Gaenor (1999), pero ésta es hablada en galés, yiddish y escasamente en inglés.

Curiosamente, en Inglaterra, los importantísimos Premios de la Academia Británica de Artes Fílmicas y Televisivas (BAFTA) tienen una categoría similar, pero es denominada Best Film Not in the English Language (``Mejor Película no en idioma inglés''), que demuestra una sensibilidad indiscutible. Este año Il y a longtemps que je t'aime (I've Loved You So Long), una coproducción entre Francia y Alemania, ganó el Premio BAFTA en esa categoría.

No sería mala idea que la distinguida Academia hollywoodense considere reevaluar este pequeño pero no insignificante detalle lingüístico en una de sus más notables categorías, ya que el público televisivo de la entrega de su trofeo no está limitado a California o a otros estados en este país en los que el inglés es la lengua oficial de acuerdo con sus constituciones y legislaciones estatales.

Se le pudiera sugerir a la AMPAS que en vez de Mejor Película en Lengua Extranjera la categoría podría llamarse sencillamente ''Mejor Película Extranjera'' o ''Mejor Película no en Inglés'', para ser más específicos, y como hemos mencionado, Estados Unidos carece de un idioma nacional oficial.

En conclusión, no debemos descartar las lenguas de native Americans que existieron y que aún existen en California y en otras partes de esta tierra mucho antes del siglo XVII o el lenguaje de señas de los sordos, por ejemplo. Desde una perspectiva global, quizás es hora de dejar en el pasado todo lo que pudiera interpretarse como una suerte de ''etnocentrismo'' que no tiene base en la realidad multicultural y lin-

güística del presente. 

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios