Gente

Alberto Cutié y su novia se casan en un tribunal de Coral Gables

El sacerdote Alberto Cutié junto a quien es ahora su esposa, Ruhama Buni Canellis, en esta foto del 27 de mayo.
El sacerdote Alberto Cutié junto a quien es ahora su esposa, Ruhama Buni Canellis, en esta foto del 27 de mayo. El Nuevo Herald

Sentado en el asiento del pasajero de un Lexus y escondiendo la cara detrás de un periódico, el ex sacerdote católico Alberto Cutié salió el martes poco después de la 1 p.m. del tribunal de Coral Gables ya casado.

Sin embargo, Cutié, que a finales de mayo abandonó la Iglesia Católica para convertirse en episcopal, tendrá que esperar más de una semana antes de que su nueva iglesia reconozca el matrimonio en una ceremonia religiosa, que se celebrará en un lugar hasta ahora no identificado, por parte del reverendo Leo Frade, obispo de la Diócesis Episcopal del Sureste de la Florida.

Cutié y su esposa, Ruhama Buni Canellis, de 35 años, entraron tranquilamente en el tribunal de Coral Gables por la puerta trasera el martes a eso del mediodía, para evitar una enorme cantidad de reporteros y medios de comunicación reunidos afuera.

La pareja presentó su identificación y prueba de que habían recibido asesoría premarital a un funcionario del tribunal, mientras llenaban la solicitud de licencia de matrimonio. Después, la pareja se presentó ante la jueza del Condado Miami-Dade Jacqueline Schwartz en su salón para la celebración de una ceremonia rápida, según un empleado del tribunal.

La pareja salió después por la puerta trasera, mientras media docena de policías vigilaban las entradas principal y trasera del edificio. A los guardias de seguridad se les advirtió que estuvieran preparados para abrir y cerrar las puertas del tribunal en cualquier momento.

Los trámites le costaron $91 a la pareja, $61 por la solicitud y $30 por la ceremonia de matrimonio. Las licencias, una para cada uno, son gratis.

Cutié y Canellis se han mantenido alejados de los medios desde que él pronunció su primer sermón como episcopal --aunque no como sacerdote-- el 31 de mayo en la Iglesia de la Resurrección, en Biscayne Park.

Cutié y Canellis abandonaron la Iglesia Católica sólo días antes durante una ceremonia privada en la Trinity Cathedral de Miami, donde Cutié también anunció que comenzaría un proceso de un año para convertirse en sacerdote episcopal.

Cutié dejó su cargo en la Iglesia Católica St. Francis de Sales en Miami Beach cuando una revista publicó a principios de mayo fotografías de él y Canellis abrazados y acariciándose en la playa, una infracción a su voto de celibato.

C.M. Guerrero, fotógrafo de El Nuevo Herald, contribuyó a esta información.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios