Gente

Cantan, aplauden y arrojan flores en cortejo fúnebre de Mercedes Sosa

Los restos de la cantante Mercedes Sosa, quien murió en la mañana del pasado domingo, son sacados hoy, 5 de octubre de 2009, del Palacio del Congreso en Buenos Aires (Argentina), para ser incinerados en el cementerio porteño de Chacarita y esparcidos en las ciudades que marcaron la vida de la artista. Desde que se conoció su muerte, sus admiradores guardaron pacientemente horas de fila para acceder al velatorio organizado en el salón de los Pasos Perdidos en la sede del Legislativo, un honor sólo reservado para las más importantes personalidades políticas y culturales.
Los restos de la cantante Mercedes Sosa, quien murió en la mañana del pasado domingo, son sacados hoy, 5 de octubre de 2009, del Palacio del Congreso en Buenos Aires (Argentina), para ser incinerados en el cementerio porteño de Chacarita y esparcidos en las ciudades que marcaron la vida de la artista. Desde que se conoció su muerte, sus admiradores guardaron pacientemente horas de fila para acceder al velatorio organizado en el salón de los Pasos Perdidos en la sede del Legislativo, un honor sólo reservado para las más importantes personalidades políticas y culturales. EFE

Millares de personas, entre llantos y gritos de ‘‘¡Gracias, Negra!'', aplaudían, cantaban y lanzaban flores el lunes al paso del cortejo fúnebre que transporta hacia el cementerio los restos de la célebre cantante argentina Mercedes 'La Negra' Sosa, fallecida el domingo.

La caravana funeraria recorría avenidas de Buenos Aires hasta el cementerio de La Chacarita, donde también está el mausoleo del cantante de tangos Carlos Gardel, en una conmovedora ceremonia de despedida durante la cual las gentes se agrupaban para entonar letras de zambas y otros ritmos folklóricos.

En La Chacarita, los restos de la voz mayor de la canción latinoamericana popular y folklórica serán cremados, para ser luego esparcidos por tres ciudades, entre ellas la de Tucumán, al norte, natal de la artista.

Sosa murió a los 74 años la madrugada del domingo en su lecho de enferma, "en paz'', como dijo su único hijo, Fabián Matus, quien pidió a la gente respetar la voluntad de su madre de darle la última despedida cantando.

Su emblemático tema "Gracias a la vida'', de la formidable poeta y artista chilena Violeta Parra, era uno de los que más sonaba en las calles, mientras que todos los canales de noticias coincidían en transmitir las imágenes del cortejo, acompañándolas con fragmentos de sus canciones.

Sosa, quien cantó con Luciano Pavarotti, Joan Baez y Joan Manuel Serrat, murió el mismo día en que se conmemora un nuevo aniversario del natalicio de Parra, leyenda del folklore chileno, dijo su hija, Isabel Parra.

"Murió una de las mejores del mundo, cantando no va a haber otra como ella. Pero por sobre todas las cosas, murió la diosa de la libertad'', había declarado la madrugada del lunes el DT e ídolo deportivo Diego Maradona, al entrar en la capilla ardiente en el Congreso.

A las 02h00 locales (05h00 GMT), Maradona acarició y besó en la frente a Sosa, antes de abrazarse con el hijo de la cantante.

Otras dos personalidades que pasaron a última hora por la capilla fueron el 'rey' del rock argentino Charly García y la popular animadora de televisión Susana Giménez, quienes pasaron varios minutos acongojados frente al féretro.

Francia rindió homenaje el lunes, al afirmar un portavoz de la cancillería que el país europeo "quiere rendirle homenaje a su memoria y a su obra''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios