Gente

La Academia salda su deuda con "Toy Story''

El director Lee Unkrich recibe el premio al mejor filme animado por "Toy Story 3".
El director Lee Unkrich recibe el premio al mejor filme animado por "Toy Story 3".

La producción de Disney/Pixar "Toy Story 3'' se alzó hoy con la estatuilla a la mejor película de animación en la 83 edición de los Oscar, premio por el que competía con "How to Train Your Dragon'' y "The Illusionist''.

Con este reconocimiento, la Academia salda su deuda con la emblemática saga que, por extraño que parezca, no cuenta con un scar de animación en sus vitrinas, a pesar de haber dado inicio a una nueva forma de hacer películas de dibujos con su primera entrega hace dieciséis años.

El director de la cinta, Lee Unkrich, fue el encargado de recoger la estatuilla, que le entregaron unos bromistas Justin Timberlake y Mila Kunis.

Tras una extensa lista de agradecimientos, Unkrich concluyó celebrando que el público haya hecho posible que Toy Story se convierta en la cinta animada de mayor recaudación de la historia.

Si había algún premio casi seguro en la ceremonia de hoy, ése era el de "Toy Story 3'', nominada también en las categorías de mejor película, mejor canción original, mejor guión adaptado y mejor montaje de sonido.

La entrañable historia del vaquero Woody y el guardián espacial Buzz Lightyear se coloca así entre las únicas tres cintas de animación que han sido nominadas en la categoría de Mejor Película hasta el momento, junto a "Up'' (2009) y "Beauty and the Beast'' (1991).

''Toy Story 3'' narra el drama de la separación de unos juguetes de quien ha sido su dueño de toda la vida, que ahora deja su casa para ir a estudiar a la universidad.

Este scar supone un nuevo triunfo de los exitosos estudios Disney/Pixar, que se hicieron con la estatuilla a la mejor película de animación en las tres últimas ediciones, gracias a "Ratatouille'' (2008), "Wall-E'' (2009), y "Up'' (2010).

Cuando se estrenaron "Toy Story'' (1995) y "Toy Story 2'' en (1999) no se había creado aún esa categoría específica, por lo que ha sido la tercera entrega la que ha recogido la recompensa en nombre de toda esta saga sobre las aventuras de un grupo de juguetes.

En 1995, Pixar estrenó su primer largometraje, "Toy Story'', con un éxito tal que la película se convirtió en un clásico más allá del cine infantil.

Su guión excepcional cautivó también a los adultos, pero la gran novedad que aportó al cine de animación fue que se rodó con tecnología digital, un adelanto que arrinconaba definitivamente a la animación tradicional.

Cuatro años más tarde vio la luz "Toy Story 2'', con la misma acogida de crítica y público, y ahora, dieciséis años después de la primera entrega, se alza con el scar la que será probablemente el cierre de la saga.

La última secuela de la trilogía ha superado a sus antecesoras en recaudación, con más de mil millones de dólares en todo el mundo.

Además, "Toy Story 3'' se ha convertido en la cinta más taquillera de la Historia del cine de animación, superando la marca que poseía "Shrek 2''.

Aunque, si se hace un cómputo con el ajuste de la inflación, "Snow White and the Seven Dwarfs'', el primer largometraje animado, sigue siendo imbatible -ya que recaudó sólo en Estados Unidos 184 millones de dólares de los de 1937-.

La 83 edición de los scar se celebra hoy en el Teatro Kodak, de Hollywood, y está siendo emitida en directo en más de 200 países. Los jóvenes actores James Franco y Anne Hathaway ejercen de maestros de ceremonias.

  Comentarios