Gente

Omar Moynelo regresa a la TV con un nuevo ‘Arañazo’

Omar Moynelo lo tiene muy claro: “[En televisión] se debe probar, pero no mucho porque si pruebas cosas que no están probadas, y valga la redundancia, cometes errores y los errores se pagan caros. Si bajan los ratings, sabes que vas para la calle”, comentó en esta entrevista vía email con el Nuevo Herald el presentador cubano, que habla con propiedad gracias a una larga carrera en los medios de Miami con fructíferas temporadas en Mega TV y en America Tevé.

A partir del próximo lunes 28 Moynelo será el dueño de las noches en la Mega (Canal 22-WSBS) al tener a su cargo la conducción del espacio en horario prime time, El arañazo, que se anuncia en el comunicado de prensa como “un show de entretenimiento con una visión irónica y sarcástica”. Después del regreso de Moynelo a la Mega en abril, tras varios años en la emisora de la competencia, America Tevé, en la que fue conanimador de TN3 y Minuto de fama, sus seguidores esperaban verlo reaparecer en pantalla. Y mientras, conducía su propio show radial en la estación Zeta 92.3 FM, de 3 a 7 p.m., junto a Laura García y Oscar Pyzysk, y escuchaba las opiniones del público para nombrar el programa, que actualmente se llama El cañonazo de la tarde, por votación de los radioescuchas

El arañazo, por su parte, revive el nombre de un programa que condujo hace varios años en la Mix 98.3 FM, Univisión Radio. “El show contará con una visión distinta de lo que se está haciendo en la actualidad en la TV de Miami”, promete Moynelo, anticipando que el nuevo programa tendrá, por supuesto, mucha música y humor.

¿Por qué consideras tan importante el humor?

Lo utilizo en mi trabajo porque es la misma mirada que tengo de la vida. Me gusta tirarlo todo un poquito a broma, jugar con la sátira y la ironía. Hay días que tengo el sarcasmo muy elevado, otros no, pero, fundamentalmente, la vida la miro así y mi trabajo como comunicador está salpicado de eso porque es mi personalidad.

Fuera del set, ¿cuáles son los aspectos que distinguen tu carácter?

La animación no es un personaje, es tu carácter pero un poco extrovertido. Por eso, mi carácter televisivo contiene mucho humor. Cuando estoy muy tenso o deprimido me gusta mirar la vida con humor, pero a la vez en mi vida privada, soy más reservado, quizás más limitado.

¿Por qué crees que la radio sigue estando vigente en una era en que la imagen es predominante?

La imagen ha ganado mucho, pero el simple hecho de estar en Miami, que es una ciudad vial, esa fabulosa cápsula para escuchar radio que es el automóvil la hace a su vez una ciudad muy radial. Este tipo de programa que me gusta hacer establece una comunicación muy grande con la gente. Hay sátira política, está la noticia con una mirada humorística, y a la gente le encanta escucharse en sus llamadas telefónicas y escuchar lo que piensan los otros. El talk show combinado con la música es excelente para las tardes en las que hay mucho tranque y el tráfico es bastante denso.

Cuéntanos de tu infancia y juventud en Cuba.

Mi infancia fue feliz y humilde en un barrio que se llamaba Reparto Poey. Después vivimos en Santa Amalia y estuve rodeado de amigos. Desde niño me gusta mucho el jazz porque me crié en este barrio de grandes músicos, de percusionistas. Sin duda, era bien caliente y allí aprendí de todo, especialmente algunos códigos que mantengo y que están en mi personalidad. Mi hermano, Néstor Moynelo [fallecido en el 2004], era artista, llegó a tener un cuarteto famoso, Yo, Tú, El y Ella. Fue un mentor y guía para que yo desarrollara mi capacidad y me inclinara hacia el arte.

Como papá, ¿cuál es la frase que más repites a tus hijos?

Siempre trato de transmitirles buenos ejemplos. Creo que lo mejor que me dejaron mis padres fue el ejemplo porque uno como hijo capta eso, de una manera involuntaria. Ahora me han dicho: ‘tú te pareces a tu papá en esto y esto’, y mi Viejo nunca me dijo algunas cosas en las que yo ahora lo imito. En el caso de mis hijos, es importante que ellos vean cosas positivas en mi proceder.

Tu esposa, Liliam Vega, es directora de teatro, ¿cómo se conocieron?

Mi esposa es una excelente directora de teatro que ha hecho su carrera y ha crecido bastante en la ciudad de Miami. Nos conocimos en Cuba, yo vivía en Venezuela y la conocí en una visita que hice a la isla. Fue amor a primera vista, precioso. Ya en el primer año estábamos esperando un hijo que nació en Venezuela y nos hemos acompañado en este viaje de 20 años de varios exilios, el venezolano y el de Miami. Es una persona que admiro y comparto con ella la familia y el arte maravilloso que ella realiza.

Estuviste vinculado al cine y la televisión en Cuba. ¿Cómo fue la experiencia... y lo que más se te quedó de esos años en la isla?

Trabajé en varias películas que fueron una experiencia increíble. Sin ser un actor consumado que viviera de eso –lo que siempre he hecho es animación y locución– tuve la suerte de hacer cine y conocer cómo se hace, que es tan distinto a la televisión. Hace 18 años que no voy a Cuba y al ver esas películas hoy, me lleno de nostalgia. Mi hijo Samuel me recuerda mucho a mis personajes en las películas. Ese Omar Moynelo que quedó plasmado en ese cine histórico es mi conexión con mi país. He podido hacer cine en Cuba, Venezuela y Angola. Es un placer formar parte de la historia del cine cubano.

¿Qué te gustaría probar en tu carrera que no has intentado hasta ahora?

Cada vez que hago un proyecto, ya sea en televisión o radio, es una prueba muy grande porque, además, el público de Miami es muy difícil porque incluye muchas nacionalidades. Además las mediciones de los ratings, ya sea de radio o TV, son distintas. Es una prueba diaria hacer televisión, lo importante es que por lo menos uno quede satisfecho y que le guste a ese publico tan heterogéneo. • 

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios