Gente

Sarina Zhang: Un prodigio del piano y el chelo

Sarina Zhang se presenta en el Festival Internacional de Piano de Miami.
Sarina Zhang se presenta en el Festival Internacional de Piano de Miami. Sarina Zhang

Dominar un instrumento a la perfección es una tarea difícil que exige disciplina y dedicación. Mucho más cuando se trata de dos, como en el caso de la joven Sarina Zhang, que ha sido merecedora de numerosos elogios como pianista y chelista. El sábado 16 tendremos la oportunidad de admirar su talento, en el concierto de la serie Prodigies and Masters of Tomorrow del Festival Internacional de Piano de Miami, en el Colony Theather.

Sarina, quien estudia actualmente en la prestigiosa Juilliard School de Nueva York, comenzó sus estudios de piano a los cinco años, y posteriormente los de violonchelo a los siete. Desde entonces, su carrera solo ha conocido una dirección: la ascendente. En sus 18 años de vida ha logrado múltiples premios y becas por su ejecución de ambos instrumentos, además de trabajar con orquestas de renombre como las sinfónicas de San Diego, Buffalo, Detroit, Corpus Christi y California, y participar en festivales nacionales e internacionales.

“Hablando con honestidad, me encantan los retos. Desde el principio tuve muy claro que dominar el piano y el chelo a la vez sería especialmente difícil, y casi imposible”, dice Zhang. “Eso me hizo esforzarme aun más. Amo ambos instrumentos con tanta intensidad, que la idea de dejar uno u otro es inconcebible”.

Su presencia en el Festival Internacional de Piano de Miami es motivo de regocijo para su directora, Giselle Brodsky, quien, como una de las series del evento, es una descubridora y mentora de jóvenes estrellas.

NIÑOS PRODIGIO EN LA MÚSICA

“Sarina Zhang es un feliz ejemplo de la evolución de un prodigio a una artista”, asegura. “He estado siguiéndola desde muy niña, y me siento orgullosa de presentarla, nada menos que tocando el piano y el chelo en un mismo programa”.

Aunque la idea de un concierto de dos instrumentos a cargo de una sola artista ya es de por sí atractiva, el repertorio es la materialización de ese encanto. La primera parte, dedicada al piano, consistirá en Impromptus de Schubert; Concert Etudes de Kapustin; y Etudes Tableaux, de Rachmaninoff; mientras que en la segunda, Zhang interpretará al chelo las Variaciones en una cuerda, de Paganini; la Sonata para chelo y piano, de Debussy, y Aires gitanos, de Sarasate.

Dos bloques que contienen partituras difíciles y exigentes, en las que brillará con luz propia esta estrella en el Festival. “El Festival Internacional de Piano de Miami es una oportunidad de presentarle al público lo que estudio y amo. Y hacerlo en un evento tan prestigioso es algo de lo que estoy profundamente agradecida”, añade Zhang.

Ese mismo día, también en el Colony, pero a las 7:45 p.m., se presentará el virtuoso pianista Leonid Egorov, con un repertorio que abarca desde Liszt, Chopin y Rachmaninoff hasta Mozart y Beethoven. Otro artista que fue niño prodigio y ha evolucionado a gran artista, como Sarina Zhang.

“El gran pianista Grigory Sokolov, quien era un niño prodigio y ganó la competencia de Tchaikovski a los 17 años, decía: ‘Cuando eres niño prodigio, eres una maravilla, pero cuando creces te conviertes en un ser humano común’”, concluye Brodsky. “Ese es el verdadero desafío. Muy pocos niños prodigios llegan a la madurez convirtiéndose en grandes artistas”. • 

Concierto de la pianista y chelista Sarina Zhang, sábado 16, 3 p.m., Colony Theater, 1040 Lincoln Rd., Miami Beach. (305) 434-7091. www.miamipianofest.com.

  Comentarios