Gente

Julián Linares: Miami une a España con el Nuevo Continente

El empresario Julián Linares ha sido representante de artistas, banquero y fundador de organizaciones como la Cámara de Comercio Española en Estados Unidos y el Centro Cultural Español.
El empresario Julián Linares ha sido representante de artistas, banquero y fundador de organizaciones como la Cámara de Comercio Española en Estados Unidos y el Centro Cultural Español. el Nuevo Herald

A fines de la década de 1970 vino a instalarse en Miami el primer contingente de artistas españoles que ayudaría a convertirla en una meca de la música latina. Se trataba de figuras como Julio Iglesias, Dyango y Raphael. Un pelín antes, en 1974, había aterrizado un compatriota, un brillante empleado bancario madrileño que terminaría siendo consultor financiero de la mayoría de esos ídolos, además de un pilar de la comunidad cultural y empresarial de España en estas tierras: Julián Linares.

Linares ha seguido asesorando a artistas hasta el día de hoy, pero comenzó a estampar un legado institucional en la ciudad en 1982, al fundar la Cámara de Comercio Española en Estados Unidos, que agrupa a 400 empresas. En 1996 puso su huella en lo específicamente artístico al crear el Centro Cultural Español, que lleva a cabo una intensa y variada actividad durante todo el año. Además, integra la Sociedad Española de Florida y es asesor para Asuntos Internacionales del alcalde Tomás Regalado.

“El trabajo en el área bancaria me ha ayudado a desarrollar una vocación de servicio a los demás, a la vez que me ha permitido tener un conocimiento amplio de la comunidad de Miami”, comenta Linares, que actualmente posee Sacha Enterprises, su propia compañía de asesoramiento a empresas extranjeras que quieren radicarse en estas costas, a las que nunca deja de aconsejar lo siguiente: “Si quieren hacer negocios en un lugar, primero deben involucrarse en el mismo, aprender sus códigos”.

¿Y cómo es Miami para este insigne españolmiamense?

“Ofrece una vida mucho más cómoda e informal que cualquier ciudad europea, o que Washington, Boston o Nueva York”, contesta, con la lucidez que lo caracteriza, y agrega que Miami “tiene una diversidad cultural increíble que la hace fascinante y, a la vez, complicada”.

La vida de Linares está traspasada por lo cultural, sobre todo por la música, tanto es así que ha llegado a ser representante de artistas, a principios de los 1990, cuando manejó la carrera del dúo Donato y Estéfano. “Ese mundo del entretenimiento es difícil, pero siempre me ha resultado atractivo porque te permite hacer feliz a la gente”, apunta el empresario, quien destaca, con orgullo, que las empresas discográficas afincadas en Miami siempre tuvieron una mayoría de líderes de la Madre Patria.

El empresario define la Hispanidad como “una hermandad de pueblos soberanos, un vínculo común, más allá de toda discordia” y que, por ser una ciudad tan hispanohablante dentro de Estados Unidos, Miami constituye todo un eje que aúna a España con el Nuevo Continente. Su país, a su entender, ha reconocido en forma tácita este peso de la ciudad con las visitas medianamente recientes de autoridades como la Reina Sofía y los entonces príncipes Felipe y Letizia, actuales reyes.

Sobre todos estos temas conversa Linares en un programa de radio llamado Herencia hispana, que conduce los sábados, a las 2 p.m., por la estación 710 AM Mambi, perteneciente a Univisión. “En el espacio doy especial énfasis a las historias de repercusión y éxito”, subraya.

Antes de despedirse, el empresario –padre de dos hijas, Sacha y Sara, frutos de sendos matrimonios– considera que el papel personal que ha cumplido en todas estas décadas es el de “poner una semilla de tono económico y cultural en la relación entre España y Miami”. • 

  Comentarios