Gente

¿Hay favoritismo en Nuestra Belleza Latina? Giselle Blondet explica cómo lo ven los jueces

Como uno de los jueces del reality show de Univisión Nuestra Belleza Latina, que se ha reinventado este año con prioridades distintas a las de los tradicionales concursos de belleza, Giselle Blondet pone en práctica su larga experiencia en los medios.

“Estamos buscando el talento, porque el premio principal para la ganadora es que va a tener un contrato como conductora o presentadora”, dijo Blondet en un Facebook Live en el Nuevo Herald.

“Obviamente, en los medios hay que tener una imagen agradable, pero eso no quiere decir que seas bonita, fea o exótica, eso quiere decir que al público le gusta tu imagen”, añadió la presentadora.

Blondet destacó que lo más importante de una figura televisiva y por lo tanto de una joven que aspire a hacer carrera en los medios es la conexión que establece con el público.

“Uno tiene que ser autético” es el consejo que ella da con más frecuencia, dijo, indicando que “la perfección está en la imperfección”, y que a veces hay personas en la televisión que son increíblemente bellas, pero que uno no se las cree porque están adoptando una pose, ya que tienen temor de que la gente piense que no son perfectas.

“Los seres humanos no somos perfectos y agradecemos que hayan otras personas que son como nosotros”, apuntó.

giselleblondetfoto.jpg
Giselle Blondet ya se prepara para ser abuela. Univisión Cortesía

Tradicionalmente el concurso de NBL genera controversia porque muchas veces el público cree que hay favoritismo hacia determinadas concursantes.

“Una de las cosas que han ocurrido con el programa es que la gente se apasiona mucho y piensan que hay un favoritismo y la realidad no es esa, la realidad es que todas las chicas que están ahí nosotros las elegimos porque pensamos que tienen algún talento”, dijo, señalando que cada uno de los jueces del programa busca aspectos distintos en el desarrollo de las habilidades de las participantes.

El Dasa vino desde abajo; antes de triunfar en la música era chofer. El les muestra a las chicas que sus sueños pueden realizarse, contó Blondet.

En cuanto a Jomari Goyso, experto en belleza y fashionista, su foco va a ser precisamente en la apariencia de las concursantes. Denise Bidot, una modelo plus, les va a dar el impulso para concentrarse en sus metas.

Blondet les va a impartir su experiencia porque empezó muy joven en esta industria.

Pero algo que nunca la motivará a dar preferencia a una concursante es su nacionalidad.

“Siempre trato de no basar mi comentario por la bandera de las candidatas. Eso no sería justo. Es bonito resaltar de donde vienen porque uno está orgulloso de sus raíces y resaltar también la belleza de diferentes países, pero el juicio no puede estar basado en eso”, afirmó.

giselleblondetjomari.jpg
Giselle Blondet con Jomari Goyso, otro de los jueces de Nuestra Belleza Latina. El Nuevo Herald Cortesía

Con una larga carrera, primero como actriz de telenovelas y más tarde como presentadora, Blondet dice que su estrategia para mantenerse en el medio ha sido “reinventarse”.

“Pienso que uno en vez de quejarse, debe reiventarse y ver cómo puede encajar en las cosas nuevas. Nunca he pensado que se van a acabar las oportunidades. Por más que el panorama se vea un poco gris, siempre pienso que hay algo que voy a encontrar que puedo hacer”, dijo.

Blondet, de 54 años, celebra que pronto su hija Gabriela, de 26 años, la va a hacer abuela. Por ahora está buscando un nombre “cool” para que su nieta la llame así en vez de abuela y pidió sugerencias al público.

“He soñado mucho con este momento. Siempre les reclamé a mis hijos que se demoraban mucho en hacerme abuela y cuando me dieron la noticia no lo podía creer. Estoy loca por sentir las pataditas”, concluyó.

A Nuestra Belleza Latina, que está alcanzado los índices más altos de sintonía, le quedan dos programas más para decidir la ganadora de una temporada que escogió como lema la frase “Sin tallas, sin límites, sin excusas”.

Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH.

  Comentarios