Gente

Agencias de modelaje en Miami lo rechazaron, pero este cubano hace historia en las pasarelas

Rubert Manuel Arias fue seleccionado como uno de los 10 hombres más apuestos entre más de 38 nacionalidades en Mister Global 2019 y se convirtió en el primer cubano en la historia de ese concurso en representar a la isla.

“Mis raíces van a estar en Cuba siempre. En diciembre cumplo tres años en este país pero aunque lleve 40 años en Estados Unidos voy a seguir siendo cubano siempre y voy a tratar de representar a mi país”, dice en entrevista con el Nuevo Herald.

Arias, de 26 años, tiene una obsesión declarada: representar a Cuba en los principales eventos internacionales de belleza masculina.

Estudió ingeniería en la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana. En el segundo año de su carrera se enteró de que la agencia estatal ACTUAR estaba ofreciendo un casting para escoger modelos que pasarían un curso de formación.

“No lo dudé ni un instante. El casting consistía en tener la altura necesaria y luego en posar en traje de baño. Lo pasé y después me ofrecieron trabajo en la empresa”, comenta.

A Miami llegó cuando tuvo la oportunidad de escapar de la isla, tras un viaje a México. “Es difícil salir de tu país y llegar aquí, donde hay muchas oportunidades, pero también hay mucha competencia, mucho mercado. Es difícil centrarse en el modelaje, en lo que quieres, pero a la vez trabajar, mantenerte enfocado, estudiar”, dice.

Tras acogerse a la entonces vigente política de pies secos, pies mojados, Arias trabajó en Miami de mesero, entre otras cosas. “Tenía que conseguir mantenerme económicamente al mismo tiempo que continuaba luchando por mis sueños, hacía ejercicios y buscaba oportunidades”, agrega.

El chance de volver a las pasarelas vino de la mano del fotógrafo Alfredo Armas y la participación en varios cortos en Miami, que lo empujaron a estudiar actuación. “Le pedí trabajo a varias agencias en Miami pero en ninguna me quisieron contratar, al menos el primer año. Buscando representar a Cuba le escribí a Anthony Santana, quien me abrió las puertas a Mister Global 2019”, cuenta.

El concurso, realizado en Tailandia, se basaba en el empoderamiento de la mujer desde la perspectiva del hombre. Arias deja claro que él no fue ganador de un concurso entre cubanos, porque no existe, sino que fue designado.


“Me encantaría poder realizar un concurso masculino de belleza en Miami para cubanos, pero eso es muy difícil porque un concurso requiere mucho dinero. La experiencia de Tailandia fue muy enriquecedora para mi carrera. Convivir con gente de culturas y países tan variados te ayuda a valorar la diversidad. Mi próximo paso es preparar al candidato cubano que nos representará en 2020”, agrega con orgullo.

La próxima meta de Arias es competir en Mister International. “Para mí es el top de los concursos de belleza, pero Cuba no participa. Este año estuvimos conversando con el dueño y presidente del concurso para incluir a nuestro país en la competición”, dice.

Tras el giro comunista de la revolución cubana, los concursos de belleza fueron oficialmente abolidos porque, según la ideología proletaria, ofendían la dignidad de las mujeres y las cosificaba.

Cuba no participa como país en prácticamente ningún certamen internacional de belleza. Irónicamente uno de los nietos de Fidel Castro es modelo y otro se encarga de promover concursos de belleza para que jóvenes trabajen en sus negocios privados orientados al turismo, según reportes de la prensa independiente.

Arias dice que con su trabajo busca “inspirar” a otros jóvenes modelos cubanos. “Quiero terminar mi carrera, no me gusta dejar nada sin terminar. Me he dado cuenta que a través de esta profesión puedo ayudar a otros a conquistar sus sueños. Muchos amigos en Cuba me han dicho que se sienten orgullosos de que en tan poco tiempo haya logrado tanto”, dice.

“En la vida mucha gente te abre puertas y te ayuda cuando menos lo esperas. Por ejemplo, sin Akut Salón by Ariel Cuba o sin Gables Smile by Elias Tobon, o mi entrenador personal, Luis Ernesto, tres de mis patrocinadores, no hubiese podido enrumbar mi carrera en Miami. A los jóvenes cubanos les pido: no dejen de soñar y de trabajar por sus sueños. Aunque parezca difícil. No se den por vencidos”, concluyó.

Puedes seguirme en Facebook y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de Cuba por WhatsApp? Envíanos un mensaje de WhatsApp con la palabra Cuba al +1 305 496 4199 para ser incluido en nuestra lista de difusión.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios