Gente

Polanski es interrogado por la fiscalía polaca a petición de EEUU

El cineasta franco-polaco Roman Polanski, cuya detención solicitó Estados Unidos, fue interrogado este jueves por el fiscal de Cracovia, en Polonia, y posteriormente puesto en libertad, anunció un portavoz de la fiscalía.

La policía de Estados Unidos persigue desde 1977 al director, de 81 años, por haber mantenido relaciones sexuales con una menor. Polanski ha dado garantías suficientes sobre su alojamiento y datos de contacto como para que su detención no sea considerada necesaria, declaró la portavoz de la fiscalía de Cracovia, Boguslawa Marcinkowska.

“El fiscal ha interrogado a Roman P., que se ha negado a responder preguntas relacionadas con el acto” del que se le acusa, explicó la portavoz.

Al mismo tiempo, “se ha comprometido a presentarse cada vez que lo soliciten la fiscalía o el tribunal”, agregó.

Por el momento, Estados Unidos sólo ha solicitado la detención del cineasta, a la espera de poder iniciar el proceso de extradición.

La portavoz admitió que pese a haber prescrito según la ley polaca el delito del que se acusa al director (relaciones sexuales ilegales con una menor), había que tener en cuenta la colaboración con la justicia estadounidense y que formalmente, la extradición era “posible”.

En Polonia, ese dictamen lo establece un tribunal independiente, y de permitirlo, la decisión final queda en manos del ministro de Justicia.

“El señor Polanski es un ciudadano libre y puede viajar con libertad”, declaró Mateusz Martyniuk, portavoz de la fiscalía general polaca, a la que Estados Unidos dirigió su petición en primer término.

Polanski había llegado a Varsovia el martes para asistir a la inauguración del Museo de Historia de los judíos polacos.

  Comentarios