Música

Jorge Mejía, un memorioso libro abierto

Jorge Mejía.
Jorge Mejía. Cortesía

Músico que ejemplifica la confluencia que hace de Miami un polo singular, el compositor y pianista Jorge Mejía habla de An Open Book: A Memoir in Music a estrenarse este viernes 4 de mayo en el escenario del Knight Concert Hall.

¿Colombiano o miamense?

Digamos que “colomboamericano” porque mis años de formación, entre los 13 y los 17, los pasé aquí en Estados Unidos, por lo tanto, pienso en americano pero adoro el pan de yuca.

¿Que aportó Miami a tu vida?

Todo. Miami es una ciudad donde tuve todas las oportunidades, desde poder tocar el piano, ir a la universidad, trabajar en un ámbito ideal, de surfear, de todo…

¿Cómo la veías y cómo la ves?

Era una provincia, South Beach daba susto. Hoy reune lo mejor de cada mundo. Aquí hay mucho por hacer, puedes construir y abrir fronteras que es lo que me interesa.

¿Qué cambiarías?

No le cambiaría nada. Sólo querría que nos preocuparamos más por la educación, las artes, medio ambiente y la subida de las aguas, prioridades fundamentales.

¿Eres clásico, popular o ecléctico?

Soy todo eso dependiendo del día. Siento profunda admiración por ambas corrientes, lograr que una canción suscite la respuesta de las masas es un acto difícil, heroico de cada artista. La música popular en sus mejores expresiones la sientes hasta en los huesos. Es una directa conexión con el alma. La música clásica te lleva a mirar hacia adentro. Las siento iguales dependiendo de la hora y circunstancia. Esa es la magia de la música toda, la posibilidad de conexión. Seas quien seas, es imposible no vibrar frente a un cello. La popular hoy es mas popular que nunca. Nunca hubo tanta gente haciendo música. Y estamos en un buen momento para todas las músicas. Soy un optimista cauteloso.

¿Cómo nacen tus preludios?

Tienen su génesis en piezas compuestas a lo largo de muchos años, forman la base de lo que toco hoy. El formato me apasiona, una improvisación que no es un precalientamiento, sino un fin y núcleo. Es corto pero sustancioso. Son destellos, puntitos de luz que me proyectan hacia el mundo artístico. Marcaron el inicio para grandes compositores y señalaron mi primer sendero.

Suerte de preludio a tu flamante Libro Abierto…

Así es, son preludios con narrativa que testimonian mi otra pasión, escribir. Mientras escribía mi libro y por otro lado componía, comprendí que ambas formas se “casaban” y decidí reunir las para darle color a las palabras y viceversa. Es un trabajo autobiográfico.

Libro abierto es como la vida, ¿le temes a lo derivativo o es una integración?

Vivimos en el mejor momento de la historia de la humanidad para ser artistas. Tenemos acceso a todo, a cada expresión artística hasta la fecha. Si no sintetizamos y traducimos todo eso perdemos una gran oportunidad. Si la música suena como algo que no importa, lo único que importa es esa conexión contigo mismo. Hiciste arte cuando puedes dormir bien, satisfecho del trabajo, habiéndolo dado todo, lo demas es añadidura.

¿Este libro es una deuda contigo mismo, un final y un principio?

Un sueño realizado y ambas cosas, energizándome para lo que viene, léase una novela y un concierto para piano.

Vives para y de la música, ¿cómo compatibilizas tu puesto de ejecutivo en Sony?

Como otra oportunidad para ver de cerca y desde adentro la música, conocer talentos, conectarme con el pulso del mundo, feliz de poder participar en los mundos distintos en los que habito. A nivel comercial la música latina conquista el mundo, llegó para quedarse. En la disciplina clásica veo una resurrección de la melodía y la tonalidad, ansiada por tantos con el uso de la disonancia y atonalidad con intención emocional no ya puramente intelectual.

Hoy necesito que la gente vibre de cerca mi música, y toda la música, por eso tocaremos con el público en el escenario del teatro, rodeándonos, será parte de la experiencia, esa cercanía es fundamental para recuperar un sentimiento que se ha perdido, unirnos a través de esa conexión y cercanía.

“An Open Book: A Memoir in Music”, Jorge Mejía (piano) y la Orquesta dirigida por José Serebrier. Viernes 4 de mayo, 8PM, Adrienne Arsht Center. www.arshtcenter.org/Tickets/Calendar/2017-2018-Season/Arsht-Center-Presents/An-Open-Book-A-Memoir-in-Music/

  Comentarios