Música

Tito Puente Jr. hace justicia a su padre con el lanzamiento de un disco explosivo

Por Luis F. Sánchez

Especial/el Nuevo Herald

Arriba: Tito Puente. De izq. a der.: Lefty Pérez, Kiki Sánchez y Tito Puente Jr.
Arriba: Tito Puente. De izq. a der.: Lefty Pérez, Kiki Sánchez y Tito Puente Jr.

El gran Tito Puente no ha tenido todo el reconocimiento que merecía su obra inolvidable y quién mejor que su hijo para hacerle justicia con el lanzamiento de un disco explosivo: “Homenaje a Tito Puente, Mi Viejo’’.

Tito Puente Jr., quien vive de manera alterna entre Nueva York, donde nació, y Miami, su tierra adoptiva, tuvo la fortuna de encontrar en Miami y Puerto Rico a dos hijos de músico para hacer realidad un sueño largamente acariciado.

En efecto, Kiki Sánchez, catedrático de música en Miami-Dade College, fue el compositor, arreglista y productor del disco; y Lefty Pérez, el intérprete.

Una de las partes más memorables de la producción es el solo de timbales que Tito Jr. dedica a su padre. Ahí vuelca no solo todo lo que aprendió del genio de la música, sino todo su amor y respeto a una cultura que es la suya.

El resultado ha sido un disco intenso, lleno de ritmo y alegría, pegagoso y emotivo que en el sentir de los participantes hubiese llenado de orgullo al propio homenajeado.

“Mi padre era una persona vibrante y poseía un enorme entusiasmo’’, recordó Tito Jr, “La música que hacía estaba llena de magia. Hacía feliz a la gente que la escuchaba, sin distinción de raza, credo o ideología’’.

En efecto, Tito Puente (1923-2000) fue un genio de la música latina, afrocubana y el jazz.

Nacido en el Harlem Latino en Nueva York, hijo de padres puertorriqueños, Tito Puente aprendió a tocar varios instrumentos como el vibráfono, bongó, tumba, bajo, pero al final puso su sello en algo que lo haría trascender las fronteras del arte y convertirlo en el Rey de los Timbales.

También fue arreglista y compositor y su canción “Oye Como Va’, interpretada por Carlos Santana, fue un himno de la juventud en la década de los años 70.

Junto a Cecilia Cruz, Rubén Blades, Willie Colón, Ray Barreto, Jhonny Pacheco y Eddie Palmieri, entre otros, contribuyó de manera decisiva a que la música latina pasara a otro nivel en Estados Unidos y fuera escuchada a la par de los demás géneros establecidos.

Su manera de sentir y transmitir la música latina se vieron reflejadas en el cine en películas como The Mambo Kings y Calle 54 y también participó como invitado especial en programas de televisión como Sesame Street y The Simpsons.

Cuando Tito Jr. unió esfuerzos con Kiki Sánchez y Lefty Pérez para las grabaciones se había encontrado con gente que había compartido experiencias similares y estaba en una misma página para rendir tributo a un padre generoso y virtuoso.

“Yo conocí personalmente a Tito Puerte’’, recordó con emoción Lefty Pérez, nacido en el barrio latino en Nueva York y criado en el Bronx.

“Fue por los años 70, cuando habían unas 30 discotecas latinas en Nueva York y los músicos siempre nos encontrábamos. Incluso conocí entonces a Tito Jr. cuando tenía unos 14 años de edad, lucía el pelo largo y le gustaba el rock. Yo le dije que el legado de su padre era demasiado importante como para dejarlo pasar y al final escuchó mis palabras porque retornó a sus raíces. Para mí ha sido un doble honor conocer a su padre en persona y haber participado en su homenaje’’.

El padre de Lefty se llamaba Mirito Pérez, tenía su propia orquesta y ensayaban en la casa familiar. A los 14 años de edad, Lefty se convirtió en el cantante principal del conjunto de su padre.

“Tito Puente no ha tenido el reconocimiento que merece, por eso este homenaje que le hemos hecho llena un vacío’’, agregó Lefty. “Nuestro propósito es ampliar este proyecto, completar un álbum y presentarlo en los Premios Grammy Latino’’.

Mientras, el padre de Kiki, Máximo Sánchez, dirigió la orquesta Majestic que durante alrededor de 25 años animó los programas producidos por Panamericana Televisión en Perú.

“Los tres [con Tito Jr. y Lefty] somos hijos de músico’’, expresó Kiki, nativo del Perú. “Hemos nacido y crecido con la música y en el tributo a Tito Puente lo hacemos también a todos los padres del mundo’’.

Kiki dijo que el famoso tema “Mi viejo’’, lanzado por el trovador argentino Piero a finales de la década de los años 60, lo animó a escribir una canción de tono más alegre.

“Yo quería hacer algo más positivo, porque la canción de Piero habla sobre la tristeza y la decadencia de la vejez’’, comentó Kiki Sánchez. “Esa es la gran diferencia porque mi canción resalta el agradecimiento de un hijo a su padre por todo el apoyo recibido y en esencia es un canto de alegría’’.

Participantes en la producción de “Homenaje a Tito Puente, Mi Viejo’’:

Julian Cifuentes (trompetas y mezcla), de Armenia, Colombia, uno los músicos más importantes en Miami.

Franco Jiménez (trombones), de Cali, Colombia. Músico y educador, actualmente cursa estudios superiores en Florida Atlantic University.

Ismael Vergara (saxofones), del Callao, Perú. Uno de los músicos de grabación más reconocidos en Estados Unidos.

Daniel Berroa (percusión), de República Dominicana. Uno de los percusionistas más importantes en el mundo de las grabaciones por su versatilidad y desarrollo musical.

Rafael Valencia “Califa’’ (bajo), de Cuba. Una leyenda musical en Miami y uno de los creadores del sonido de Miami. Muy reconocido en el mundo de las grabaciones y educador en Miami Dade College.

Giovanni Betancourt “Gio Beta’’ (coros), de Bogotá, Colombia. También es un gran solista que ha sido nominado a los Latin Grammy.

Juan Carlos Flores (diseño de la portada del disco), de Lima, Perú.

Frank Miret (masterización), cubanoamericano.

  Comentarios