Revista Viernes

‘Creepy’: cuidado con el vecino

Imagen de cortesía

Muy a tono con el viernes 13 es este cine de terror japonés, cuya gran secuencia de inicio, con su galopante pulso de thriller, se gana prontamente la expectativa. Creepy lo dirige un habilidoso del género, Kiyoshi Kurosawa (Pulse), que adapta la historia de la novela homónima de Yutaka Maekawa.

El ex detective Takakura (Hidetoshi Nishijima) y la esposa (Yûko Takeuchi) comienzan nueva vida en un pueblo poco hospitalario. Takakura se ha retirado de su trabajo policial, pero la cabra siempre tira al monte y no tarda en involucrarse —acudiendo al llamado de ayuda de un colega— en un misterio que quedó sin resolver varios años atrás. Mientras el experto sabueso imparte clases sobre la personalidad del asesino en serie con un patrón psicológico imprevisible, el psicópata.

La cinta comienza como un thriller policiaco, con su cuota de intriga y pulso sostenido pero, preparémonos, que esto es terror con todas sus letras. Los primeros signos de alarma, fortalecidos por la aguda música, acompañan el enigmático caso de la desaparición de una familia, que resulta tener una extraña conexión con el presente y con el mismo Takakura. El peligro está muy cerca de casa, gira en torno al misterioso hombre de al lado llamado Nishino (Teruyuki Kagawa), que encarna a un tradicional personaje, el vecino sospechoso de los filmes de terror. Ojo a los detalles psicológicos del raro individuo que logra trasmitir sospecha y desprecio; fijémonos en su casa, en la tierna decoración de flores y un oso de peluche que adornan un rincón.

El filme se mete en enmarañado suspenso y va muy lejos en su fantasía macabra de cadáveres, cual jamones, envueltos en plásticos al vacío. El comportamiento del héroe —un policía muy indefenso— resulta poco creíble. Es un detalle menos logrado que se pierde en la absorbente narración, y se impone el buen manejo de los códigos del género.

El filme puede verse en Coral Gables Art Cinema.

@pilarinayuso

  Comentarios