Revista Viernes

‘Queen of the desert’, letargo en el Medio Oriente

Nicole Kidman en ‘Queen of the desert’.
Nicole Kidman en ‘Queen of the desert’. Imagen de cortesía

El filme escrito y dirigido por el célebre Werner Herzog tiene a Nicole Kidman encarnando a un personaje histórico: Gertrude Bell, la viajera antropóloga y escritora inglesa que fue honrada entre beduinos, persas y árabes como una verdadera “reina del desierto”.

Estamos en 1898, en fastuosa ceremonia de presentación de la señorita Bell en sociedad. Ella es un carácter independiente que solo quiere huir de su palacio victoriano, a la India, a Arabia, a cualquier parte. ¿Qué te parece Teherán? dice el comprensivo padre, y allí la envía, a la misión diplomática del viejo Persia, “el país de 500 años de poesía”, donde comienza la historia de esta insaciable viajera del Medio Oriente.

La trama avanza suave y melodiosamente, mientras Gertrude recoge la belleza y poesía del mundo que descubre. Un idilio surge entre las piedras del desierto. La intrépida y curiosa inglesa se enamora de su escolta Mr. Cadogan (James Franco, en papel acartonadamente poético, muy alejado de sus personajes risueños y alocados), pero una pena de amor la devuelve a sus expediciones, “la soledad del desierto consuela mi soledad”, escribe. Otro amor malogrado, Charles “Richard”, toca su vida. Más tarde aparece el mismísimo Lawrence de Arabia (Robert Pattinson) en su camino, en las excavaciones de Petra. Y entre sus idas y venidas del desierto a los salones, alguien le propondrá a este espíritu libre que haga “más sistemática su curiosidad”, sutil forma de invitarla a espiar.

Una historia de tal calibre, con suficiente aventura y hechos históricos que contar de esta mujer que se impuso a los hombres, políticos y oficiales, beduinos, camellos y largas travesías por el desierto —donde van en viaje casi idílico, como por el prado—, no podía resultar, en el cine, más sosa y menos épica. El filme es marcadamente convencional: desde el propio título, que suena a novelón viejo, la monedita partida cuyas partes guardan por separado los amantes, la inspirada voz en off, y termina hundiéndonos en irremediable letargo.

El filme se estrena en las salas comerciales.

@pilarinayuso

  Comentarios