Revista Viernes

‘Chuck’, la fama de un casi campeón

Liev Schreiber, a quien llaman ‘El Sangrador de Bayonne’, en una escena de ‘Chuck’.
Liev Schreiber, a quien llaman ‘El Sangrador de Bayonne’, en una escena de ‘Chuck’. Imagen de cortesía

Una frase abre este filme: “Who cared about me yesterday, huh? Nobody!”. La dijo Rocky Balboa, pero podía haberla dicho Chuck Wepner. “Ustedes no saben quien soy yo –dice el protagonista al comienzo de esta historia– o no saben que saben quien soy yo”.

Chuck (Liev Schreiber), a quien llaman ‘El Sangrador de Bayonne’, se sabe de memoria un parlamento de Anthony Quinn en su película preferida, Requiem for a heavyweight; su debilidad es el boxeo, pero también la juerga y las mujeres. Elizabeth Moss es la esposa, Naomi Watts será la próxima. Ron Perlman es el manager. Morgan Spector interpreta a Sly.

A Chuck le llega su gran momento cuando a sus 37 años sale de las sombras para enfrentarse al mismísimo Muhammad Ali. Finalmente se convertiría en un “pro”. Su suerte estaba echada en ese ring. Chuck, el verdadero Rocky Balboa, clama y se enorgullece del personaje que atrajo a Sylvester Stallone para escribir su famosa historia, un peleador de club de baja estofa que termina pisando la fama. Aunque hasta ahí llega la inspiración.

Con la pátina vieja de los filmes de los años 1970, y la inclusión de imágenes de archivo, la cinta de Philippe Falardeau tiene el estilo fresco y dinámico del género. La escena central: la gran pelea de Ali con Chuck Wepner en el Richfield Coliseum, que duró los 15 asaltos, sangrienta y brutal para Chuck, que llega a tumbar al campeón en el noveno y resiste con el alma. Comenzaba la desastrosa fama, mojada de alcohol y drogas, de un casi campeón del mundo. La gran derrota que lo hizo célebre.

“Chuck” se estrena en AMC Aventura 24, Regal South Beach 8, AMC Sunset Place 24.

@pilarinayuso

  Comentarios