Revista Viernes

'How Tasty Was My Little Frenchman' (1971) ***

No existe nada en el cine como esta exploración sobre la rebeldía contra la explotación europea de tribus indígenas brasileñas durante la Conquista en el siglo XVI. Los artistas que interpretan a los indios están completamente desnudos y a veces tenemos la impresión de estar observando un documental y no un drama de ficción que fue inicialmente prohibido en Brasil y hasta --increíblemente-- en el propio Festival de Cannes. Las implicaciones políticas quizás son demasiado obvias, la crueldad excesiva de los nativos hacia un aristócrata francés --terminan matándolo y comiéndoselo como señala el título-- pero nada es gratuito. Cruda, atrevida y polémica, es toda una obra de arte del cine político. En portugués con subtítulos en inglés.

VENUS

(2006) de Roger Michell

* * *

Peter O'Toole recibió una nominación al premio de la Academia por su ultrarrealista encarnación de un actor retirado, adicto a los fármacos --se los traga como caramelos--, semialcohólico y diagnosticado con cáncer de próstata, que se enamora de una muchacha que pudiera ser su nieta. La vejez es un tema difícil de captar en el cine sin caer en estereotipos y extremos desagradables, pero el guionista Hanif Kureshi le inyecta suficiente humor y humanidad para no caer en lo banal. Vanessa Redgrave, Leslie Philips y Jodie Whitaker apoyan el trabajo del impecable O'Toole con sus propios niveles de excelencia. Clasificada R por su lenguaje, algún contenido sexual y un breve desnudo.

APOCALYPTO

(2006) de Mel Gibson

* * * *

Disponible en DVD estándar y en Blu-Ray Disc, Gibson nos ofrece una montaña rusa cinematográfica sobre el secuestro de un grupo de nativos de Meso América por sus más poderosos vecinos mayas. La cinta no pretende ser un documento totalmente auténtico de los mayas y sus costumbres --y ciertamente no lo es-- pero el uso del idioma autóctono, la bien ambientada escenografía, la sofisticada fotografía y los actores ideales para sus papeles le da un toque de ''realismo'' a lo que no es sino, esencialmente, una aventura de acción en la tradición de los videojuegos que van acelerando paso a paso hasta su extenuante conclusión. Violenta y sangrienta, no es apta para niños.

THE GOOD GERMAN

(2006) de Steven Soderbergh

* * *

Filmada en blanco y negro, con ciertas referencias a Casablanca, The Third Man, y otras cintas de la década de los años 40, Soderbergh ha creado un thriller en los escombros del régimen nazi, mientras que Stalin, Churchill y Truman se reúnen en Potsdam con la meta de ponerle fin a la Segunda Guerra Mundial. Los elementos de film noir abundan, pero el más obvio es el de la femme fatale, interpretado a la perfección por Cate Blanchett (la nueva Meryl Streep) con acentos que nos recuerdan a Marlene Dietrich y Tallulah Bankhead. Tobey Maguire mete miedo como un sádico militar. La cinta desapareció de la taquilla sin mucha fanfarria, pero envuelve a los espectadores más pacientes con su melodrama oscuro de temática política. 

ccotayo@herald.com

  Comentarios