Revista Viernes

Ariel Ramírez: una vocación definida y vibrante

La inclinación de Ariel Ramírez por los medios de comunicación surgió cuando tenía 12 años, y tomó fuerza en la iglesia católica a la que asistía donde había un programa radial diario. “Para mí era de sumo interés ser la persona que llevaba los programas grabados a la estación y, sin darme cuenta, permanecía en las instalaciones de la radio más tiempo del que una persona normalmente estaría después de dejar su encargo”, recuerda Ramírez, quien salió de Cuba con su familia a mediados de 1983 y vivió en Venezuela durante la década de los 1980.

El apodo “El Baby de la Radio” se lo pusieron cuando comenzó a trabajar durante el mediodía en Romance 106.7. “Los locutores del show de la mañana le preguntaron a los oyentes el primer día, antes de comenzar mi turno, que cuál debería ser mi apodo. Les dieron varias pistas: que iba a ser el más joven de todo el equipo, que solo tenía 26 años, etc. El público comenzó a decir apodos, y ‘El Baby de la Radio’ fue el que más mencionaron. Así que fue la misma audiencia quien me lo puso”, recuerda.

Ramírez lleva 20 años trabajando en la radio. Salió al aire por primera vez en febrero de 1994. “Mi trayectoria en el Zol 95 fue única para mi carrera. Fue mi primera casa radial, mi escuela; mi formación como profesional en la radio se la debo a esa frecuencia. En la escuela había aprendido lo básico y el Zol 95 me dio la oportunidad de desarrollar todos mis conocimientos y llevar mi carrera al próximo nivel”, reconoce.

Actualmente Ramírez está en Zeta 92.3 FM participando en el programa Ahora con Oscar Haza (de 6 a 10 a.m.). “He tenido el privilegio de compartir con este gran periodista dominicano de quien he aprendido mucho. El desarrolla temas de análisis político y de interés actual. Además colaboro con notas de farándula y entretenimiento con mi colega Chu Díaz, sin dejar atrás la información del tránsito, los premios y concursos que tenemos durante las cuatro horas del show”, explica.

El locutor goza por igual de hacer radio y televisión. Ambos medios tienen un encanto especial para él. En TV le dieron el chance de hacer algo que también disfruta: la voz en off para los anuncios de promoción del canal o algún programa en específico. “Hoy tengo la oportunidad de identificar el programa Al rojo vivo, en Telemundo, por casi ya cinco años, de la mano de una gran profesional como María Celeste Arrarás, a quien le estoy muy agradecido”.

Romance 106.7 le dio el asidero para conocerse más a sí mismo como talento, desenvolviéndose en otro formato, como las baladas. “Me permitió hacer una especie de crossover hacia otra audiencia que no me conocía y me dio una gran libertad para desarrollarme como talento, ya que la programación diaria era sumamente interactiva con los oyentes”.

Entre los compañeros con los que ha trabajado recuerda con gran cariño a Julio Jr. En primer lugar porque murió muy joven. “A nivel personal fuimos grandes amigos y como profesional fue un gran talento y compañero de trabajo durante su corta carrera. Fue un visionario dentro de nuestra industria a pesar de su poca edad”, cuenta.

Durante los programas en vivo, los locutores se llevan a veces sorpresas. Ramírez cuenta lo que pasó una vez que tenían que entregar un premio de $500. “A las 7 a.m. teníamos que llamar a la oyente que había sido seleccionada al azar para darle la noticia. Marqué su teléfono y ella contestó con voz de sueño. Le di la noticia, y su respuesta fue: ‘*&%$%* pare de estar llamando a molestar tan temprano. No fastidie a esta hora, le voy a llamar a la policía’. Me dio por reírme... ¡La oyente pensó que le estaban haciendo una broma!”

En el 2013 Ramírez se comprometió con la presentadora de TV Jasmina Marazita, a quien vio por primera vez en un programa que ella hacía por las mañanas en Mega TV. Y unos meses después les tocó trabajar juntos en el show de radio matutino de Romance 106.7. “Le presenté el anillo de compromiso y le pedí matrimonio durante un intermedio en un festival al aire libre de su país de origen Ecuador, aquí en Miami. Nuestro romance está más vivo que nunca. Ella es el amor de mi vida. Soy muy afortunado de estar con una mujer con tantas cualidades como ser humano. Soy muy feliz de tenerla a mi lado”, confiesa.

Según el presentador, su agenda profesional está bastante ocupada actualmente, pero siempre está dispuesto a seguir trabajando animosamente en lo que ama hacer: radio y TV.

“Espero expandirme en más proyectos que tengan buen potencial y beneficien mi carrera”, concluye. • 

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios