Revista Viernes

Edge of Tomorrow: continua vuelta atrás en el tiempo

La cinta Edge of Tomorrow cuenta una inteligente historia que juega enloquecidamente con el tiempo. La idea está tomada de un cómic, All You Need Is Kill, de Hiroshi Sakurazaka, y, para el papel protagónico, el director Doug Liman ( The Bourne Identity) se apoya en la figura estelar de Tom Cruise, muy dado a la ciencia ficción, con títulos tan recordables como Minority Report y la más reciente y olvidable Oblivion. Su pareja en esta ficción bélica es Emily Blunt, y juntos hacen un dúo de guerreros bastante frío, justamente acoplado.

Cruise es el Comandante William Cage, militar que no se involucra en las acciones de guerra que en este futuro libra el mundo con unas enormes especies alienígenas llamadas Mimics; Cage, quien prefiere dejar la heroicidad y el peligro a otros, es súbitamente degradado a la categoría de soldado raso, y hoy está entre ellos sin saber por qué y cómo funciona su sofisticado traje armadura futurista al estilo bionicles.

La siguiente escaramuza en una playa termina en masacre total, pero un extraño poder, una especie de virus de máquina del tiempo que ha adquirido Cage, lo hará regresar una y otra vez en el tiempo al punto de partida en el campamento militar. Así, tantas veces como lo matan, con la ayuda de la guerrera de las Fuerzas Especiales Rita Vrataski (Blunt) vuelve atrás para hacer las cosas cada vez mejor. El rompecabezas futurista, que recuerda la dinámica de los videojuegos, despunta de una manera algo confusa, pero como el propio personaje, que aprende de la repetición, con cada retroceso comprendemos mejor la historia.

En este continuo atasco en un solo día –atrapado en el tiempo como Groundhog Day– transcurre el filme, y es lo más original e imaginativo. Otras luces están en su aspecto visual, con el gran escenario de la mil veces repetida batalla, las escenas de acción de ritmo relampagueante y el montaje hecho de continuos cortes de la acción que va avanzando con su propia cadencia, tres pasos hacia delante y dos hacia atrás. • 

  Comentarios