Revista Viernes

Wrinkles: un animado especial y conmovedor

Es raro ver un animado con un tema tan triste y desolador. Un drama que se desarrolla casi por entero en un hogar de ancianos adonde ha traído su familia a Emilio (voz de Tacho González), que sufre de un naciente Alzheimer, para pasar allí el resto de su vida. El animado en 2D, de Ignacio Ferreras, basado en la premiada novela gráfica de Paco Roca, ofrece una despiadada mirada a la vida desde el punto de vista de la ancianidad.

Este encierro de senectud cobra un colorido local con la figura de Miguel (voz de Alvaro Guevara), el argentino compañero de cuarto que le ha tocado a Emilio. Un viejo pícaro que tiene la maña de sacar dinero a todos con cualquier cuento, pero es capaz también de brindar una mano solidaria y de ayudar a lograr las fantasías a otros. Los personajes de esta historia son la viva imagen del deterioro humano, aunque este es expresado de una manera muy tierna y graciosa: Uno de ellos, llamado “el locutor”, repite constantemente las frases que escucha; otra, junto a su ventana, cree estar en una época remota viajando en el Orient Express hacia Estambul; una tercera teme que la secuestren los marcianos. Y entre todos ellos estos dos compañeros de cuarto, que desarrollan una amistad muy especial y conmovedora, así como lo es el filme.

El gran temor de los ancianos es ascender al piso de arriba de este geriátrico, ese penúltimo escalón de la vida adonde van a parar los que ya no pueden valerse por sí mismos. ¡Qué vida de m..... esta!, exclama Miguel. Lo más doloroso es la completa orfandad en que estos hombres y mujeres han quedado. Inservibles y enfermos los hijos los trasladan a este lejano rincón y luego los olvidan.

Lleno de agridulce ironía, el animado por momentos regresa en flashbacks al pasado y la niñez de los personajes, de una manera profundamente nostálgica. Hay momentos muy bonitos, como el recuerdo de un matrimonio de ancianos que se conocen y aman desde la infancia. Ella le pidió un imposible: una nube, y él se las arregló para conseguírsela. Los personajes rememoran los años que se han ido con la tristeza de una despedida, sus vidas han quedado en ese pasado, cuando eran jóvenes, útiles y amados.

Arrugas sufre de cierto tono meloso y delicado que le resta garra dramática, y le falta misterio, pero lo engrandece su historia tan humana y real que muestra sin maquillaje las arrugas de la vida. Está hermosamente dedicado a las personas mayores de hoy y de mañana.

El filme ha sido doblado al inglés, con las voces protagónicas de Martin Sheen y Matthew Modine. • 

  Comentarios