Revista Viernes

Dios Salve a la Reina: cantar a un mito inoxidable

Desde su primer disco, publicado en 1971 y titulado simplemente Queen, hasta el último, Innuendo, de 1991, año en que Freddie Mercury cayó víctima del sida, el grupo inglés fue una presencia ineludible en los charts con su inteligente combinación de rock y arreglos operísticos, no exenta de extravagancia e ironía. El fallecimiento de su líder, lejos de apagar el nombre de la banda, hizo que naciera la leyenda.

Así como los imitadores de Elvis Presley –otro mito inoxidable en el rock– se multiplican como los apostadores pierden en la ciudad de Las Vegas, Queen tiene los suyos. Y de todo tipo y calidad. Dios Salve a La Reina es uno de los mejores grupos que rinde tributo a los músicos ingleses, ya sea porque calcan al detalle tanto el sonido como el vestuario de los originales y la escenografía en sus conciertos. Pero sobre todo, el amor por Queen se nota en su profesionalismo.

En su segunda visita a Miami, Dios Salve a la Reina debuta en el escenario del Fillmore. Los músicos argentinos, que decidieron crear el tributo en 1998, saben que el nuevo escenario es un honor y a la vez un desafío.

“Llevar el show a un teatro tan importante es lo mejor que nos puede pasar”, comenta Pablo Padin, que en el grupo cumple el rol de Freddie Mercury. “La atmósfera se potencia, y técnicamente siempre se disfruta más en un teatro. No vemos la hora de presentar el nuevo show con las nuevas canciones”.

Para su presentación del sábado el grupo, que se completa con Francisco Calgaro (Brian May), Matías Albornoz (Roger Taylor) y Ezequiel Tibaldo (John Deacon), hará un set estructurado en clásicos como We Are The Champions, We Will Rock You, Crazy Little Thing Called Love y I Want To Break Free.

“El público siempre es muy variado, los fans prefieren la primera época de Queen, cuando tocaban más rock y

heavy, pero los hits de su etapa más pop son inevitables, así que hacemos una mezcla con un poco de todo, para que la gente quede muy contenta”, explica Padin.

La agenda de Dios Salve a la Reina no termina en Estados Unidos. Hasta diciembre tienen shows en América Latina y Europa. El año pasado tocaron en la Convencion Internacional de Queen en Gran Bretaña y en el Freddie Mercury Memorial Day en Suiza.

“Tocar para los más fans del mundo es siempre un placer, además en esos eventos pudimos conocer a mucha gente muy cercana a Queen que nos ha halagado con cierto conocimiento de causa, como su mánager, sus productores e, incluso, la madre de Freddie”.

En esa oportunidad, además, cumplieron un sueño inolvidable. “Conocimos en Londres a Brian May”, dice Padin y no puede ocultar la emoción cuando nombra al guitarrista de Queen. “Le contamos de nuestro show y él nos dio fuerzas para seguir. Ahora falta que alguna vez nos vea tocar en vivo. Sería un honor saber qué piensa de nuestro show”. • 

Dios Salve a la Reina, sábado 9, 8 p.m., en el The Fillmore Miami Beach at Jackie Gleason Theater, 1700 Washington Ave., (305) 673-7300.

  Comentarios