Revista Viernes

Pierce Brosnan: el espía elegante

Ya han pasado 12 años desde que Pierce Brosnan encarnó por última vez a James Bond en Die Another Day, y aunque nunca le faltaron propuestas para que volviera a interpretar a un espía en otra película, el actor irlandés prefirió mostrar sus múltiples facetas. Así cantó y bailó en Mamma Mia!, fue un vaquero en Seraphim Falls, un asesino a sueldo en The Matador, un pastor evangelista en Salvation Boulevard y un ex primer ministro en The Ghost Writer.

Sin embargo, decidió que era hora de volver al género en el que brilló como pocos. Con su propia compañía productora, Irish DreamTime, adaptó la novela There Are No Spies, de Bill Granger, una de las muchas protagonizadas por el agente de la CIA Peter Devereaux, quien, al igual que el 007, es absolutamente efectivo a la hora de liquidar a sus enemigos. La tarea, sin embargo, no fue fácil y poder concretar The November Man llevó sus buenos años.

“No sé muy bien qué pasó. Nos llevó tanto tiempo porque nunca estábamos satisfechos con el guion y yo estaba muy ocupado haciendo otras películas”, explica Brosnan en entrevista exclusiva. “Hay una parte de mí que hubiera preferido que intentase esta nueva aventura mucho antes, pero creo que todo se da en su momento justo. Mis decisiones después de James Bond fueron muy pensadas. No quería volver a hacer cine de acción. Me interesaba más explorar otro tipo de cosas”.

En el filme dirigido por Ronald Donaldson, Deveraux ha sido convocado por un viejo jefe que sigue trabajando en la agencia, quien le pide que se ponga en contacto con una ex colega suya que se ha infiltrado en los círculos más íntimos del candidato a la presidencia de Rusia, Arkady Fedorov. No sospecha, claro, que todo es una trampa, que su ex colega –con quien mantuvo una intensa relación– tiene los días contados y que toda la CIA se le echará encima para tratar de liquidarlo, junto con una refugiada (Olga Kurylenko) que tiene información que podría poner en peligro la campaña de Fedorov.

“La verdad es que no estaba pensando en James Bond mientras hacía este papel, aunque debo admitir que había ciertas similitudes. Ambos hombres tienen una presencia física similar debido a su entrenamiento y a su conducta. Por lo tanto, utilicé todos mis conocimientos y mi experiencia de haber encarnado a James Bond para darle alma a Devereaux. La diferencia es que este es un personaje más solitario en ciertos aspectos, alguien que ha sufrido más, y por eso es más real. Es un hombre de verdad. Un espía profesional, que está semirretirado, pero que es absolutamente letal, ya que ha perdido a alguien muy cercano a él debido a la manipulación de sus superiores”, dice.

Uno puede imaginar que de la misma forma en que su personaje se siente dejado de lado por aquellos que en otros tiempos lo convirtieron en la gran estrella de la CIA, Brosnan podría sentirse así con respecto a Hollywood, pero el apuesto actor de 61 años solo puede expresar gratitud por haber disfrutado del gran éxito algunos años atrás.

“Llegué aquí como un inmigrante y tuve suerte. Me dieron el papel principal en Remington Steel y he logrado mantenerme en esta industria durante más de 30 años. Soy simplemente un actor que trabaja, siempre lo he sido. He disfrutado del gran momento y del éxito de James Bond y también de otras películas que se dieron en el camino, por lo tanto solo puedo celebrar todo lo que me ha pasado”, expresa sin rencor.

Brosnan ha estado muy ocupado últimamente: fue visto hace algunas semanas en el filme independiente A Long Way Down, junto a Aaron Paul, y ya ha completado el rodaje de How to Make Love Like an Englishman, en la que comparte cartel con Jessica Alba y Salma Hayek. También tiene en camino Survivor con Milla Jovovich y Emma Thompson. Además, protagoniza The Coup, junto a Owen Wilson, y The Moon and the Sun, en la que encarna al rey Louis XIV de Francia, dos películas que ya tienen fecha de estreno para la primera mitad del 2015.

“Es simplemente una sobreabundancia de riquezas. Todo se ha dado de golpe, eso es todo. He tenido mucha suerte, y estos proyectos son el resultado de mucho trabajo. Y, por supuesto, de mi deseo de seguir dándolo todo de mí”, asegura. • 

  Comentarios