Teatro

‘Out in the Tropics’, un festival sin límites

La escritora y comediante Marga Gómez presenta el espectáculo ‘Lovebirds’ sobre la escena latina y gay de la era disco.
La escritora y comediante Marga Gómez presenta el espectáculo ‘Lovebirds’ sobre la escena latina y gay de la era disco. Patti Meyer

Un festival de artistas que quieren expresarse sin cortapisas ni limitaciones Out in The Tropics se está celebrando ahora mismo en Miami Beach y ya va por su sexta edición.

Se fundó con la idea de invitar a representantes de todas las artes escénicas, literarias y fílmicas del grupo LGTBQ, o de otros grupos que se refieran a estos aspectos en las artes. Es una invitación a atreverse a ser diferentes.

“Tratamos de hacer un evento que celebre la vida de estos artistas y que integre a las comunidades artísticas a partir de este tópico”, explica Ever Chávez, fundador y director de FUNDarte, que organiza el Festival. “Son también artistas que sobrepasan la vida gay y entran en temas políticos y de interés social. De ahí el nombre Out in The Tropics, afuera todo, y no solo del closet”.

Este año sobresalen las cubanoamericanas Marga Gómez, escritora y comediante; la multifacética Caridad Svich y el poeta Chely Lima, que lee el miércoles 6 sus poemas en el Jardín Botánico de Miami Beach. El festival comenzó el martes en la noche y concluirá el sábado 9. Entre los artistas invitados está el provocativo MLamar, hermano gemelo de Laverne Cox, la actriz de transgénero que interpreta a Sophia en la serie Orange is the New Black, de Netflix. Habrá también un espectáculo multimedios de Caridad Svich, titulado Jarman, que celebra la vida del cineasta inglés Derek Jarman, autor del filme Caravaggio (1986), que se mostrará en O Cinema de La Playa.

Desde San Francisco, Gómez cuenta que proviene de madre puertorriqueña y padre cubano, ambos del show business. “Mi padre, nacido en Guanabacoa, se inició en los clubes nocturnos de La Habana, y se cambió el nombre a Willy Chevalier, por el actor francés Maurice Chevalier, que él admiraba”, cuenta Gómez. “El ha sido realmente una inspiración para mí, un hombre muy cómico que trabajó en televisión y radio en Nueva York”.

La mamá, Margarita Estremera, era bailarina. “Cuando me mudé aquí tenía 19 años, y me di cuenta de que era gay, lo que puede ser muy dramático para una familia latina”, confiesa Gómez. “Yo creía que iba a ser maestra de inglés, pero me veo como artista, una escritora que actúa lo que escribo”.

Gómez ha interpretado 11 dramas unipersonales, en varias ciudades, incluyendo Amsterdam y Londres. Este nuevo espectáculo, Lovebirds, en inglés, se presenta el sábado en el Colony Theatre. “Trata de la vida disco de los años 1970, en la que se mezclaba la gente gay con la gente straight en los clubes nocturnos”, relata la actriz. “Y en cierta medida es sobre la escena latina de esa época, más bien la vida de mis padres, no la mía”.

Gómez interpreta a una fotógrafa que narra los episodios a la audiencia, en los que ella también actúa como cada uno de los seis personajes. “Veía a la fotógrafa con una cámara Polaroid que te daba la foto por $10, eran las instantáneas de la gente en Greenwich Village, y esto es como una cápsula de aquel lugar, inspirada por el estilo de Lily Tomlin”.

Si el estilo de Gómez es jocoso y divertido, el de MLamar es trágico y apasionado. En uno de sus videos en YouTube se puede ver la cuerda del ahorcado que se usaba para los linchamientos. “Es de una subcultura sobre la que estoy hablando”, dice MLamar. “Y uso música de heavy metal, con referencias clásicas. Es sobre la trata de esclavos, pero la connotación sexual está presente también”.

El entra en la historia, refiriéndose a un niño negro de 17 años que fue ejecutado por el estado en 1949. MLamar se ocupa de todo, de la proyección, de la ilustración, del piano y de la voz, que en él es de mezzo soprano. “No estoy castrado, pero puedo hacer lo mismo que hacían los castrati, como un payaso, para mostrar ritualmente en una performance la tristeza de la catástrofe negra, de la muerte de los negros, que está pasando ahora mismo”.

MLamar proclama que no quiere entretener: “No estoy en el show business para danzas y alegría, sino para decir lo que pienso y siento. Y trato de no llorar, pero no desapruebo que otros lloren”. Lo que presentará el viernes 8 en el Gleason Room Backstage del Filmore Miami Beach es Surveillance Punishment and the Black Psyche, con guion y música original de él y con texto adicional de Tucker Culbertson.

Para el programa completo del Festival, www.fundarte.us

  Comentarios